Belleza -- Consejos

Los imprescindibles de belleza y moda de Inés Bultó y Casilda S.Varela

Casilda Sánchez Varela (38) está a punto de regalarnos su primera novela Te espero en la última esquina del otoño (Espasa). Experiodista de cultura, bohemia, luminosa, casada y madre de tres hijos. Lo dejó todo por su sueño. Se describe como trigo limpio. En frente tenemos a Inés Bultó (38) una persona extremadamente práctica, organizada y autosuficiente. Es imparable y vive con el pasaporte entre los dientes y sus dos hijos de cada mano. Madrid, Marrakech, y Londres (donde reside su marido) son sus destinos.

Cada una ha cruzado un mar para conseguir lo que querían. Inés cruzó el Mediterráneo: “Mi primo del alma, me dijo que teníamos que montar algo juntos. Unas semanas después fuimos a pasar una semana de vacaciones a Marruecos y nos enamoramos del concepto. Ahí empezó nuestro proyecto: Riad Abracadabra en plena medina de Marrakech”.

Casilda por su lado dejó un trabajo fijo por su sueño, escribir una novela “cuando en tu supuesta zona de confort escuchas constantemente un zumbido molesto, no estás en zona de confort solo en zona costumbre. Tenía que escribir; ahora no hay zumbido”. Nos cuenta.

Sus vidas van en líneas paralelas. Las dos establecen el orden como una prioridad. Como escritora, Casilda, nos cuenta: “Para escribir bien, dejando al margen las subjetividades del talento, hay que tener una técnica muy bien dominada. Una ciencia sólida de la "construcción", como tiene un arquitecto. Aprender a manejar esas herramientas es lo que más me ha costado. Y solo se aprende escribiendo y leyendo”.

En la vida de Inés la logística es esencial: "La verdad es que tengo mucha suerte y tengo una logística muy fácil. Toque de sal, nuestro restaurante, está en el edificio contiguo al que vivimos. Mi oficina, desde donde llevo toda la gestión del restaurante y del Riad está a 50 metros de mi casa, así que pierdo poco tiempo en desplazamientos. Suelo escaparme a Marrakech tres días cada tres semanas y por el restaurante paso cada día varias veces cuando entro y salgo de casa. En ambos sitios tenemos un equipo que funciona de maravilla y eso ayuda muchísimo”.

 Las dos son madres, Casilda de tres, Inés de dos niños, y aunque van a mil por hora tienen tiempo para cuidar su piel. “Soy muy rigurosa con la limpieza. Sobretodo por la noche, soy más exhaustiva antes de acostarme con Resilience Lift Night de Estée Lauder. Con tanto avión y cambio de clima se reseca mucho. También una buena protección solar tanto en Madrid como en Marruecos para evitar las manchas”, explica Inés.

Casilda dice que su piel no refleja cómo es, más bien cómo ha sido: “Empecé a cuidarme la piel tarde, y eso se nota. Ahora la regla que trato de no saltarme es protegerme del sol uso Resilience Lift Face an Neck Lotion con Spf15, de Estée Lauder. Me gustan las cremas duraderas y con texturas fáciles y rápidas de aplicar y esta se adapta a mi estilo de vida perfectamente. Además viajo mucho con lo cual necesito cuidado y protección solar en uno”.