Método ABCDE para estudiar tus lunares

Lunares y pecas necesitan una mirada muy especial: sobre todo en épocas de verano. Mira cómo analizar si se ha producido un cambio en ellos.

Los lunares se forman por una superproducción de melanina. No suponen ningún peligro, salvo que cambien su forma o color o sangren, piquen y adquieran volumen. Si ves alguna variación en ellos, acude a un dermatólogo o médico para que evalúe que no sea nocivo: no olvides que cada año se diagnostican 200.000 casos de melanoma en el mundo.

COMENTARIOS