La dieta de la cena ligera

¿Cenas correctamente? Descúbrelo aquí.

La dieta de la cena ligera

Ya te hemos dado algunos conceptos de cronobiología. Para que te hagas una idea, el valor calórico del desayuno debe rondar el 20-25 % del total diario; la comida, el 35-40 y la cena, entre un 25-30 %.

Saltarse la cena para adelgazar no funciona. Además de pasar hambre y encontrarnos más débiles, tan sólo conseguiremos que en la siguiente comida nuestro cuerpo almacene mucha más grasa. Los nutricionistas también recomiendan cenar aproximadamente unas dos horas antes de acostarnos.

No cenes sólo fruta, ya que es una comida muy desequilibrada y puede contener altos contenidos de azúcar. Debes consumir proteínas y huir de los hidratos de carbono: mientras dormimos transformaremos las proteínas en azúcares y, para ello, quemaremos grasas de reserva.

Claves para convertir tu cena en light

1. Usa tan sólo una cucharada de aceite para aliñar una ensalada o para preparar algún alimento a la plancha. Olvídate de los fritos. 

2. Procura cenar con agua y evita bebidas alcohólicas y carbonatadas. 

3. La fruta tan sólo de postre (te recomendamos fresas, manzana, naranja o mandarinas). Puedes completar tu cena con un yogur desnatado de frutas.

Cenas ligeras y sencillas

Te recomendamos los siguientes menús. 

  • Ensalada de todo tipo de vegetales. El salmón ahumado te aportará el plus de proteínas recomendado. 
  • Pescado a la plancha o al horno (merluza, mero, dorada...). 
  • Pollo a la brasa, a la plancha o al horno. Sustituye el aceite por limón. 
  • Tortillas combinadas con verduras o atún. 
  • La dieta del bocadillo... ¿por qué no un sándwich ligero para la cena? Te recomendamos pan integral y con semillas. Puedes añadir fiambre sin grasa o salmón ahumado y queso light.

Etiquetas: adelgazar, calorías, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS