Test para adelgazar: ¿eres ácida o alcalina?

Atacada o defendida por premios Nobel. Te vamos a hablar de una dieta, que en realidad no te prohibirá ningún alimento, ni se fijará en las calorías o en las cantidades… Tan sólo en el PH de tu cuerpo. Ya es hora de que te preguntes si eres ácida o alcalina.

dieta alcalina

Atacada o defendida por premios Nobel. Te vamos a hablar de una dieta, que en realidad no te prohibirá ningún alimento, ni se fijará en las calorías o en las cantidades… Tan sólo en el PH de tu cuerpo. Ya es hora de que te preguntes si eres ácida o alcalina.

No sólo te debes fijar en el PH de tu cabello a la hora de elegir tu champú. Este rango que separa la acidez de la alcalinidad va del 0 al 14 y afecta tu cuerpo. El ideal es alcanzar un PH neutro, ligeramente alcalino del 7,40%. Sin embargo, lo que comemos puede afectar esta composición. Y es un aviso a los defensores de la Dieta Dukan: un exceso de proteínas de origen animal –entre otras sustancias- puede volver nuestra sangre más ácida y hacernos más propensos al sobrepeso. Iremos acumulando toxinas en el abdomen y otros depósitos del cuerpo.

El descontrol en nuestro PH no sólo nos provocará problemas de peso. Investigadores de la Universidad de California hablan de los riesgos de la denominada “acidosis metabólica”: osteoporosis, sequedad en la piel, dolores de cabeza, anemia, problemas digestivos, cansancio crónico, artritis… incluso se cree en su relación directa con el cáncer o el alzheimer (todavía no hay ninguna base científica al respecto).

Este sistema no prohíbe ningún alimento, pero sí defiende una dieta compuesta de un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos. Eso sí, no es tan fácil determinar esta relación. No olvides ponerte en la mano de un nutricionista para seguir este plan y, además, completarlo con ejercicios físicos. Existen clínicas que ya realizan este tipo de test. Por ejemplo, en Clínicas Vicario cuesta 400 €.

Recarga tus pilas con la comida

Alimentos muy alcalinos: espinacas, uvas pasas, dátiles, peras, plátanos, fresas, naranjas, zumo de limón, aguacates, cebollas, lechugas, pimientos verdes, coles, tomates, berenjenas, judías verdes, setas, la miel y agua mineral. ¿Sabías que el químico Linus Pauling –Premio Nobel en dos ocasiones- tomaba todas las mañanas un vaso de zumo de naranja porque creía que así equilibraba el PH de su organismo? Según esta dieta, estos alimentos deberían componer aproximadamente el 80% del total que consumas.

Alimentos ácidos: quesos duros, carnes y embutidos (vacuno, aves, cerdo…), pasta, arroz, harinas de cereales, legumbres, huevos, pescados y frutos secos. No los elimines de tu dieta, pero siempre altérnalos con frutas y verduras. También son muy ácidos el café y el alcohol.

Etiquetas: adelgazar, calorías, perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS