Dime cómo eres y te diré qué deporte practicar

Quemar, tonificar, fortalecer, equilibrar... podríamos seguir, pero lo mejor es que descubras qué es lo que tu cuerpo necesita.

Running

Dime cómo eres y te diré qué deporte practicar

Para quién: Todo el mundo. Es una actividad cardiosaludable, de bajo coste y muy accesible, ya que no precisa de instalaciones.

Lo que conseguiras: Reducir el colesterol y el sobrepeso; prevenir enfermedades coronarias; mejorar la mineralización ósea y prevenir artropatías.

Para quién no: Si sufres lesiones, patologías o determinadas enfermedades, aunque siempre puedes adaptar la actividad a tu estado de salud.

Con qué frecuencia: Si sufres lesiones, patologías o determinadas enfermedades, aunque siempre puedes adaptar la actividad a tu estado de salud.

Cuándo verás resultados: Es el ejercicio que más rápido pone en forma. En una persona sedentaria, la capacidad cardiovascular mejora casi desde la primera sesión.

Body Jam

Para quién: Si te gusta bailar al ritmo del jazz o los estilos de música más actuales. También si prefieres el ejercicio en grupo.

Lo que conseguiras: Con este ejercicio cardio, de intensidad moderada, trabajas el cuerpo, mejoras la coordinación, ¡y quemas grasa!

Para quién no: Si te cuesta seguir los pasos del monitor, aunque su progresión, tanto en intensidad como en dificultad, es accesible.

Con qué frecuencia: Una o dos veces a la semana. Además, si no sigues la clase regularmente será más fácil que te pierdas con los pasos.

Cuándo verás resultados: A los dos meses comprobarás cómo mejora tu resistencia aeróbica y bajasde peso (si lo combinas con una dieta sana).

Yoga

Dime cómo eres y te diré qué deporte practicar

Para quién: Si llevas una vida muy estresante o sufres de ansiedad, y si no quieres forzar tu cuerpo y ponerlo al límite con actividades más intensas.

Lo que conseguiras: Tonificar el cuerpo, corregir posturas y potenciar la búsqueda de paz interior (tanto física como

Para quién no: Las personas mayores o con alguna dolencia deben evitar los yogas más dinámicos, como el Ashtanga o el Vinyassa.

Con qué frecuencia: Una vez a la semana es lo mínimo, dos lo ideal. El cuerpo debe aprender a moverse de forma nueva.

Cuándo verás resultados: Desde la primera clase, e irán aumentando a medida que adquieras mayor precisión en las posturas y conocimiento de tu cuerpo.

B3B

Para quién: Si te gustan las clases dinámicas y divertidas. Al ser un método muy completo (bici, ballet y boxeo), es ideal para gente con poco tiempo.

Lo que conseguiras: Incrementar el tono y firmeza muscular, mejorar la postura, aumentar la capacidad aeróbica y anaeróbica y la resistencia.

Para quién no: Debido a su alta intensidad y su trabajo sobre la zona de los abdominales, no es recomendable en mujeres embarazadas.

Con qué frecuencia: Para apreciar resultados es necesario ser constante y llevar una práctica regular de dos a tres sesiones por semana.

Cuándo verás resultados: En el plazo de un mes se empiezan a notar los resultados y la sensación de bienestar y energía es más que evidente.

Zumba

Dime cómo eres y te diré qué deporte practicar

Para quién: Si te gusta bailar estilos latinos y hacer cardio de forma divertida (en cuanto a pasos, es más fácil de seguir que el body jam).

Lo que conseguiras: Quemar grasa, tonificar el cuerpo, mejorar tu  capacidad aeróbica y, según recientes estudios, fortalecer los huesos.

Para quién no: Personas con problemas articulares (aunque se puede evitar el impacto de los saltos con movimientos alternativos).

Con qué frecuencia: Una o dos veces por semana. Además, es compatible con otro ejercicio cardio-vascular.

Cuándo verás resultados: A los dos o tres meses verás mejorar tu capacidad aeróbica, estarás más ágil y tu coordinación habrá aumentado.

Natación

Para quién: Todas las edades y condiciones físicas. El ejercicio físico dentro del agua es extremadamente relajante y apenas notas el esfuerzo.

Lo que conseguiras: Aumentar la capacidad pulmonar y la flexibilidad de las articulaciones, mejorar la postura, el equilibrio y la circulación sanguínea.

Para quién no: Personas con la tensión arterial baja. También si sufres problemas de espalda, no deberías practicar la modalidad de mariposa.

Con qué frecuencia: Dos o tres veces a la semana. Si eres principiante, comienza con sesiones de 400 metros de entre 30 y 60 minutos, en el que alternes estilos.

Cuándo verás resultados: En dos meses aumenta la musculación, la resistencia aeróbica y se acelera el metabolismo.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS