¿Qué tal si empezamos el año practicando yoga?

Si el yoga es uno de tus propósitos de cara a este nuevo año que empieza, ¡sigue leyendo!

¿Qué tal si empezamos el año practicando yoga?
Conjunto de @ShambhalaBarcelona. Instagram @ainania_yoga

Puede que el yoga esté en tu lista de nuevos propósitos... o puede que no sea exactamente yoga la palabra como tal, pero seguro que en tu lista está algo parecido a:

  • Cuidarte.  
  • No estresarte tanto.
  • Hacer deporte o hacer más deporte.
  • Disfrutar más de la vida.
  • Dejar los problemas del trabajo en la oficina / fuera de casa.
  • No discutir tanto (con quién sea).
  • Ser más agradecido/a.
  • Aprovechar el día y ser más eficiente.
  • Centrarte en tus sueños.
  • Ser feliz.
  • Comer sano.

Alguno hemos acertado, ¿verdad? Pues nosotras te explicamos los motivos por lo que debes que incluir el yoga en tu lista, qué necesitas para empezar y cómo puedes hacer unos simples ejercicios en casa.

Con constancia y diligencia, verás cómo poco a poco vas consiguiendo todo lo que hemos puesto en la lista gracias a tu práctica dentro y fuera de la esterilla.

1. ¿Qué es el yoga?

El yoga es una disciplina que se practica en la India desde hace miles de años. Sin embargo, la disciplina actual, el yoga tal y como lo concebimos actualmente en el imaginario colectivo, sólo tiene 20 o 30 años. Yoga significa unión y su práctica comprende un conjunto de disciplinas que tienen como objetivo controlar el efecto de las emociones sobre la mente, o tal y como dijo un sabio llamado Patanjali hace muchos años: Yoga Chitta Vritti Nirodha.

Lo primero a tener en cuenta es que no debemos tomarlo como un deporte, porque no lo es. Es una disciplina con la que se trabaja cuerpo, mente y espíritu, desde fuera hacia dentro, desde dentro hacia fuera. No sólo se trata de estirar, de ser más flexible o de tener un cuerpo tonificado, ¡para eso ya existe pilates! 

Instagram de @ainania_yoga.
Instagram de @ainania_yoga.

La práctica de yoga implica ocho aspectos, uno de ellos es asana (es decir, los ejercicios físicos) y es al que le damos más importancia en el mundo occidental, pero en realidad todos ellos son igual de importantes: 

  • Yama o código social. 
  • Niyama o código personal. 
  • Asana o ejercicios físicos. 
  • Pranayama o control de la respiración. 
  • Pratyahara o replegación de los sentidos. 
  • Dharana o concentración. 
  • Dhyana o meditación. 
  • Samadhi o superconsciencia, dónde comienza el saber. 

Poco a poco os iremos explicando más sobre estos escalones del yoga. De momento nos centraremos en asana y pranayama.

2. Beneficios de practicar yoga

Al inicio te hemos dado pistas de las ventajas que lleva la práctica del yoga, pero para terminar de convencerte te damos más razones:

  • Alivia el estrés y las tensiones.
  • Mejora la fuerza y la flexibilidad.
  • Estira la parte posterior de las piernas, las caderas y la columna vertebral.
  • Equilibra el sistema nervioso.
  • Calma la mente.
  • Mejora la postura y fortalece la espalda.
  • Te da confianza.
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Reduce la ansiedad, aumenta el estado de conciencia y acelera la liberación de hormonas que aceleran la excitación: ¡tendrás mejor libido!
  • Te tonifica de la cabeza a los pies.

3. ¿Qué necesitas para empezar?

Qué necesitas para empezar
Instagram de @ainania_yoga. Conjunto de @ShambhalaBarcelona. Mala de meditación de @MyMalaNecklace

Una de las ventajas del yoga es que necesitas muy poquito para empezar a practicarlo, ya sea en casa o en un estudio. En tu kit no debe faltar:

1. Esterilla: una buena es fundamental. ¿Qué tienes que tener en cuenta?

  • Grosor. Mira que no sea muy fina (notarás el suelo duro), ni muy gruesa (perderás estabilidad y control). Es verdad que para posturas más avanzadas es mejor una esterilla con muy poco grosor ya que las muñecas se pueden ver resentidas, pero para empezar necesitamos una que amortigüe algún resbalón, que no nos duelan las rodillas al presionarlas contra el suelo.
  • Agarre. Es muy importante considerar este aspecto a la hora de escoger una esterilla porque en la mayoría de posturas necesitarán no resbalar. Que el sudor no sea un problema ni el roce con la piel.
  • Material. Por las características anteriores, necesitas una esterilla bien de foam o de caucho para empezar. Hay más materiales como por ejemplo el corcho, pero suelen ser muy finas y no las recomendamos para principiantes.

2. Bloque de yoga: se trata de un ladrillo de espuma o corcho, es muy barato y te va a ser muy útil. Durante la meditación es importante tener la cadera un poco más elevada para tener una postura correcta y que la espalda esté bien recta. También es muy útil a la hora de realizar ciertas posturas de pie y equilibrios de brazos.

3. Ropa cómoda: sobretodo es importante que nada te apriete, que no tenga costuras extrañas que al estar estirado se noten, tampoco que tenga cremalleras… Los escotes pueden ser peligrosos dependiendo de la postura. Y pendientes, anillos, brazaletes y demás piezas de bisutería o joyería pueden molestarte, mejor quítatelos. ¡Que todo fluya pero nada influya en tu práctica!

4. ¡Quiero empezar con el yoga!

arigador_yoga
Instagram de @arigador_yoga.

Lo mejor siempre es aprender de un profesor, sobre todo si eres principiante. Nuestro consejo es que te apuntes a un estudio, a un sitio que esté cerca de casa pero que también te guste. Si el profesor/a no te da buenas vibraciones, terminarás por no ir al estudio, pagando en vano. Habla con él o ella, explícale tus motivos para empezar, qué buscas, qué ofrecen… Si te sientes cómoda, ¡ese es tu sitio!

Ve una vez o dos a la semana como máximo al principio, no tengas prisa, poco a poco todo entra mejor y tampoco queremos agobiarte. Lo ideal sería tener un lugar al que recurrir cuando no tengas fuerzas para practicar en casa y seguir nuestros consejos mensualmente para crear tu propia rutina at home

¿Lo del estudio no es una opción? No te preocupes, siempre puedes empezar en casa: te has decidido, quieras hacer yoga en casa, y ahora ¿por dónde empiezo? ¡Con unos saludos al sol! 

Fundamentos: el saludo al sol A o Surya Namaskara

Los saludos al sol son una secuencia de posturas que se hacen siempre en el mismo orden. Suelen practicarse al principio de la clase y sirven calentar y despertar al cuerpo gradualmente. Los saludos al sol también pueden considerarse una práctica completa ya que las posturas de la secuencia nos proporcionan serenidad, incremento de fuerza y mejora de nuestra flexibilidad. Dedica diez minutos al día a practicar unos cuantos saludos al sol y notarás la diferencia.

Saludo al sol A

arigador_yoga
Instagram @arigador_yoga.

1. Postura de la montaña o Tadasana: empieza al principio de tu esterilla, dedos grandes de los pies juntos, talones ligeramente separados. Hombros relajados y abdomen activo.

2. Postura de la palmera o Urdvha Hastasana: inhala, levanta los brazos hacia arriba, y mira hacia arriba. Mantén el cuello relajado.

3. Postura de la pinza o Uttanasana: exhala, flexiónate hacia delante colocando las palmas de las manos en la esterilla, dobla las rodillas si es necesario.

4. Postura de la media pinza o Ardha Uttanasana: inhala, incorpórate hasta la mitad, espalda recta y paralela con el suelo.

5. Chaturanga Dandasana: exhala, lleva los pies hacia atrás entrando en una plancha. Poco a poco, ve bajando en línea recta hasta que los codos estén en línea con los hombros. Alternativamente, desde la plancha baja rodillas, pecho y barbilla al suelo.

6. Postura de la cobra o Urdvha Mukha Svanasana: inhala, impúlsate hacia delante y hacia arriba, arqueando la espalda.

7. Postura del perro Boca Abajo o Adho Mukha Svanasana: exhala, lleva el peso de las caderas hacia los talones y elévalo hacia el cielo. Quédate en la postura durante 5 respiraciones. 

8. Postura de la media pinza o Ardha Uttanasana: inhala, mira hacia delante y lleva los pies hacia el inicio de la esterilla. Espalda paralela con la esterilla, manos en las espinillas, mira hacia delante.

9. Postura de la pinza o Uttanasana: exhala, palmas de las manos planas en el suelo, mirada entre las piernas. 

10. Postura de la palmera o Urdvha Hastasana: inhala, levántate hacia arriba, manos y mirada hacia el cielo.

5. Motivación

arigador_yoga
Instagram de @arigador_yoga.

Empezar cualquier cosa nunca es fácil, falta motivación para empezar y fuerza de voluntad para no dejarlo. Te damos dos “tip” buenísimo para auto-motivarte:

• Tómate fotos de antes. No hace falta que las enseñes a nadie. Puedes ir en bikini si quieres las guardar a cal y canto. Por ejemplo, en cada postura que hemos explicado del Saludo al sol y cuando lleves un tiempo practicando, hazte otra y compáralas. No hay mejor adrenalina que ver cómo tus esfuerzos son recompensados, además el cuerpo es muy moldeable con constancia y es agradecido a cualquier inicio de estiramiento.

• Convence a un amigo/a, compañero de trabajo, pareja... Si quedas con alguien seguro que no fallas. ¡Además, compartir una práctica siempre es más divertido!

¡Nos vemos el próximo mes! Mientras, si queréis nos podéis seguir en Instagram (@arigador_yoga y @ainania_yoga), Twitter y Facebook o en el mismo blog. ¡Esperamos veros en vuestras esterillas!

¡NAMASTÉ!

Etiquetas: yoga

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS