¿Tienes una cuchara? Entonces ya sabes maquillarte

Patricia Cantalejo

El temido eyeliner

Si nunca te quedan igual los dos ojos, si no sabes dónde empezar el trazo o dónde acabarlo, si terminas emborronándote todo el párpado… utiliza primero el mango de la cuchara y traza una línea recta desde la esquina externa del párpado. Para dibujar la curvatura utiliza el borde redondeado y ya tendrás el contorno hecho: solo te queda rellenar con cuidado.

COMENTARIOS