¿Tienes una cuchara? Entonces ya sabes maquillarte

Patricia Cantalejo

Para disimular una espinilla

Aplícate un producto para reducir la inflamación y presiona con una cuchara que haya estado previamente unos minutos en el congelador. El efecto es inmediato. También puede servir (aunque no es muy recomendable) para explotar un grano: mete la cuchara en agua caliente durante unos minutos y, después aplícatelo sobre la espinilla, el calor ayudará a extraer el pus.

COMENTARIOS