Una dieta equilibrada comienza en la cesta de la compra

Una mayor consciencia a la hora de hacer la compra hará más saludable nuestra alimentación y reportará mayores beneficios al organismo. Toma nota de estos consejos para añadir a tu mesa alimentos más saludables y nutritivos

Una dieta equilibrada comienza en la cesta de la compra
Gtres.

Para poder seguir una dieta equilibrada tenemos que ser conscientes de los alimentos que llevamos a la mesa, lo cual implica una actitud responsable en el momento de hacer la compra. La lectura de las etiquetas y valores nutricionales de los alimentos debe ir de la mano del predominio en nuestro carrito de alimentos frescos y de temporada, con frutas y verduras ocupando un lugar importante en nuestra alimentación.

Ante la actual saturación comercial de nuevos productos y alimentos procesados con nuevas propiedades, Beatriz Corral, dietista y nutricionista de Zagros Sports, nos recomienda las mejores pautas para hacer la compra y cuidarnos al mismo tiempo.

Aunque anuncios y envases llamativos buscan atraer la atención de los compradores, debemos prestar atención a las etiquetas de composición y comprarar los ingredientes de los alimentos para adquirir los más sanos. De igual forma, la comodidad no puede ser un factor decisivo a la hora de escoger un alimento por encima de otros. La guía básica debe estar basada en siguientes parámetros:

Una dieta equilibrada comienza en la cesta de la compra
Gtres.

• Escoge materias primas: debemos buscar alimentos básicos que podamos cocinar nosotros mismos, es decir, lo menos manipulados posible por la industria alimentaria. Estos productos serán más sanos y tendrán menos añadidos. Ejemplo de ello es comprar carne de pollo picada en lugar de nuggets o tomates frescos para triturar en lugar de tomate frito.

• Evita los aditivos: la incorporación de agentes aditivos a los alimentos, aunque mejora su proceso de elaboración y conservación, no aporta ningún nutriente ni cumple ninguna función en nuestro organismo. En la medida de lo posible es recomendable evitar aquellos productos que contengan más de tres aditivos diferentes, ya que estarán restando nutrientes que podríamos incorporar con productos frescos. Un pan de una panadería tradicional no tiene ninguna sustancia añadida por ejemplo, al contrario que sus homónimos envasados.

• El ingrediente que buscamos en primera posición: en la información nutricional, los ingredientes están ordenados por orden de mayor a menor composición. Si nos interesa consumir ciertos ingredientes para el cuidado de nuestro organismo, mejor que estén en la primera o segunda posición de los alimentos que compramos.

• Las calorías son secundarias: aunque muchas veces demos gran importancia a la ingesta de calorías, la composición nutricional tiene un mayor valor. Existen muchos productos con calorías vacías que no nos aportan nutrientes, sino que sacian nuestro apetito.

A nivel práctico, en el supermercado se nos hace complicado estar comprobando cada etiqueta. Por ello, desde Zagros Sports nos recomiendan unos consejos de rápida aplicación para esquivar los trucos publicitarios y comprar los alimentos que más nos convengan. 

Una dieta equilibrada comienza en la cesta de la compra
Gtres.

Un truco importante es desconfiar de los alimentos light. Aunque no todos siguen el mismo patrón, muchos de estos alimentos son, como bien se anuncia, bajos en grasas pero tienen una mayor concentración de azúcares, pues ven aumentados sus niveles de azúcar añadido. ¿Qué ganamos si restamos grasas pero sumamos azúcares? Algo similar ocurre con los productos integrales. Los cereales, por ejemplo, se comercializan como integrales y ricos en fibra, siendo su proporción de azúcares tan elevada que los beneficios de esa escasa fibra se verán eclipsados.

Tampoco nos tenemos que dejar engañar por el famoso "bajo en calorías". Los alimentos procesados anunciados como poco calóricos pueden tener las mismas calorías que los productos frescos o con una menor manipulación. Además, podemos huir de los alimentos "enriquecidos con…" si llevamos un control de los nutrientes que el cuerpo necesita. No será necesario comprar leche enriquecida con fibra si llevamos a casa la suficiente verdura y fruta, fuentes de nutrientes, minerales y vitaminas muchas veces olvidadas.

Etiquetas: dietas sanas, nutricionista

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS