El cabello como manifestación de poder, diversión y belleza

Marc Giró

Cleopatra (Liz Taylor)

Sin trampa ni cartón.

Peinarse para destacar, para ser una misma, para divertirse. ¿Cuántas veces hemos ido a la pelu para que nos cambiaran el corte de pelo o el color, incapaces de cambiar nada más del resto de nuestra vida? Estos pelos de ficción quizá sean los más auténticos porque los lucen mujeres de verdad y con mucha personalidad. Libres, sin miedo y aventureras.

Etiquetas: feminismo, melena

COMENTARIOS