Cómo superar la amaxofobia

Consejos para perder el miedo a conducir y que este no repercuta en tu día a día

Pilar Romero Barello | Fotos: Gtresonline
Miedo a conducir

Aunque el término amaxofobia pueda sonar extraño, es el que se utiliza para denominar el miedo a conducir que sienten las personas, y esto sí que no es nada raro, porque esta fobia afecta en concreto a un 33% de la población española.

 

¿Motivos? Inseguridad en los primeros días como “L”, una mala experiencia, un accidente, un vehículo desconocido… Además, ¿quién dijo que conducir es una tarea fácil? Y ya no sólo conducir, sino circular. Lo cual, en grandes ciudades como Madrid, se puede convierte en toda una odisea.

 

Claro que no hay que confundir miedo con respeto. Para que se trate realmente de miedo, este debe manifestarse en mareos, sudores, dolores de cabeza y, en casos muy extremos, incluso en la paralización del conductor. Sin embargo, no hay nada malo en sentir respeto por la carretera, ya que debemos ser prudentes para evitar accidentes.

 

Para combatir este miedo, cada vez son más las autoescuelas que ofrecen ayuda para superar la amaxofobia, sin embargo, no será tarea fácil, así que apunta estos consejos, que te vendrán muy bien:

-Como siempre, primero hay que reconocerla y después encontrar el origen de la misma para saber dónde debemos atacar.

-Una vez descubierto el origen, hay que visitar al psicólogo para que te ponga un tratamiento en el que se incluye una fase en la que se coge el coche por zonas tranquilas (como si empezaras desde cero), hasta que el conductor pueda circular solo y haya superado su miedo.

-Repasa bien el código y apréndete bien todos los entresijos de tu coche. Precisamente lo que más te hace falta es estar segura, así que empieza por lo que depende de ti.

-Ten una actitud positiva y no lo veas como un imposible.

COMENTARIOS