Lindsay Lohan muestra su lado más solidario en Turquía

Andrea Mori

La vida de Lindsay Lohan ha cambiado de forma radical en los últimos tiempos. Atrás han quedado los días de fiesta en los que las imágenes de la actriz en actitus ebria eran se convertían en portada de algunos de los medios más importantes. Desde que decidiera dar un giro a su vida, la artista parece haber sentado la cabeza e ir por el buen camino. 

Sin embargo, no siempre tiene suerte. Tras unos idílicos meses junto al ruso Egor Tarabasov, la ruptura entre ambos fue dramática. Entre acusaciones de malos tratos a las que hay que añadir un vídeo que se hizo viral en el que se veía a la joven peleando con su entonces prometido, las aspiraciones de Lindsay de convertirse en señora de Tarabasov se fueron al traste. 

Su madre ha declarado que se alegra y espera que la joven no pierda ahora la cabeza. Y según parece, Lindsay no está dispuesta a hacerlo. Después de unas semanas de fiesta, ahora se ha vuelto a centrar. 

La norteamericana ha visitado  un campo de refugiados sirios en la ciudad turca de Nizip.  Acompañada por unos guías, la actriz ha recorrido las instalaciones antes de entregar regalos a los niños. También ha visitado un taller de manualidades donde ha derrochado simpatía con algunos de los estudiantes.

Máxima concentración

Lindsay estuvo hablando con algunos de los jóvenes que participan en los talleres que se realizan en el centro. La actriz se mostró muy interesada en su trabajo y no perdió detalle en ningún momento. 

Etiquetas: actrices

COMENTARIOS