Tranquila Kim, ellos también fueron asaltados