Supersticiones y decoración:

Houzz.es

Hacemos un recorrido por todo el mundo de la mano de Houzz para saber qué supersticiones giran en torno al hogar (y su decoración). No volverás a mirar tu casa con los mismos ojos.

Son muchas las culturas que han heredado costumbres y supersticiones de lo más peculiares atribuidas a la casa. ¿Reconoces alguna de estas?

El gato: sinónimo de buenos augurios

En la Edad Antigua, los egipcios rendían culto a los gatos, mientras que en la Europa medieval, los gatos negros se asociaban con la brujería. En Rusia, por ejemplo, se dice que al adquirir una nueva vivienda, siempre se debe dejar entrar al gato primero y solo después puede entrar en el propietario. La creencia se basa en que Domovoy, un espíritu protector de la casa, monta a lomos del gato en el momento de entrar en la vivienda y trae paz y felicidad a las personas que luego residan en ella. En Japón, existe una figura muy común conocida como Maneki-neko, o el gato de suerte, que en japonés significa literalmente “gato que invita a entrar”, lo que se traduce en un símbolo de bienvenida. Es considerado un buen augurio para los que llevan un negocio y, a menudo, podemos verlos en los escaparates de las tiendas y los restaurantes de la región. Existen diversas teorías acerca del significado de la pata levantada, pero se suele creer que los gatos que levantan la pata derecha llaman a la fortuna económica, mientras que los que saludan con su pata izquierda dan la bienvenida a las personas.

Foto: Houzz.es

COMENTARIOS