El ratón de Zara: el último escándalo ‘low cost’

Cristina Jiménez

Las firmas low cost siguen dando de qué hablar por cuestiones totalmente ajenas a la moda. El último escándalo es el ratón cosido en el dobladillo que una clienta de Connecticut encontró en su vestido de Zara. Pero este no es un hecho aislado. Las cadenas de bajo coste han sido denunciadas en varias ocasiones por sus propios clientes tras sorprendentes descubrimientos que se convierten en virales gracias a las redes sociales. Te recordamos los escándalos más sonados en los últimos tiempos.

Los mensajes de socorro de Primark

El gigante del bajo coste se volvió a ver en el ojo del huracán cuando una joven galesa encontró un mensaje de socorro en la etiqueta de un vestido. “Obligados a trabajar horas agotadoras”, rezaba el texto. La noticia corrió como la pólvora y Primark se apresuró a decir que no tenía conocimiento de que sus prendas se elaboraran en condiciones de explotación.

Etiquetas: moda española, moda low cost

COMENTARIOS