El vídeo del Salón Erótico de Barcelona que se ha vuelto viral

El anuncio promocional del salón se ha convertido un éxito en la red en cuanto ha sido publicado.

Marie-Claire.es
El vídeo del Salón Erótico de Barcelona que se ha vuelto viral

"Me llamo Amarna Miller, soy actriz porno y nací en un país hipócrita donde la misma gente que me llama puta se pajea con mis vídeos", ese el comienzo de Patria, el vídeo que el Salón Erótico de Barcelona Apricots 2016 acaba de lanzar para promocionar el evento y que en cuestión de unas horas se ha convertido en viral.

¿El motivo por el que el vídeo se ha convertido en un éxito? La crítica a la doble moral presente en nuestro país, esa que, como recoge el vídeo a través de la voz en off de la actriz, nos ha convertido en "un país indignado por la corrupción, pero que sigue votando a ladrones", en el que "se salva a los mismos bancos que desahucian a familias" o incluso, en referencia a temas como el aborto, se habla de que "es un país que ama la vida, pero permite que se mate en nombre del arte", en una clara alusión a la tauromaquia. También se tratan otros temas polémicos, como el de los jóvenes que han tenido que irse de nuestro país por la falta de futuro o incluso de la homofobia.

Los datos lo demuestran: ahora mismo lleva casi 700.000 reproducciones en YouTube y personajes públicos como Pablo Iglesias o Íñigo Errejón lo han compartido en sus redes sociales. El éxito del trabajo de Vimema, agencia encargada de realizar el proyecto, es un hecho; de hecho, en su cuenta de Facebook, la empresa ha presentado el vídeo con el siguiente mensaje: "No nos gusta la hipocresía. A nadie le gusta. Pero es una de esas cosas en las que es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. Pues aquí os dejamos unas cuantas pajas. Y nunca mejor dicho, porque este es el nuevo spot del Salón Erótico de Barcelona".

Pero, junto al aplauso de la red y los medios, las críticas también han aparecido, y los creadores han sido acusados de usar la demagogia barata para vender más entradas del salón, que se celebrará del 6 al 9 de octubre en la ciudad condal.

Eso sí, también el final del anuncio es toda una declaración de intenciones: "Sí, vivimos en un país asquerosamente hipócrita, pero algunos no nos rendimos". Y, la verdad, con este manifiesto nos quedamos.

COMENTARIOS