El stiletto y el arte

Jacobo de Arce

De la mano de Mazda, el mejor mecenas para una apuesta de riesgo, pedimos a cinco artistas pensar, crear e intervenir sobre la idea del tacón de aguja con unos zapatos de Gloria Ortiz en las manos. ¿El resultado? pisen y vean.  

Ambigüedad calculada

Ángeles Agrela

La obra de Agrela (Úbeda, Jaén, 1966) que trabaja con el tejido, el vídeo, la fotografía, la pintura, el dibujo y la obra gráfica, juega de manera icónica y pop con la figura humana y sus disfraces.

La artista busca crear personajes que se caracterizan por su indumentaria y actitudes. “Los zapatos de tacón alto tienen el tipo de connotaciones que me interesan sobre la identidad sexual, las relaciones de poder entre sexos, la necesidad de hacerse notar pero uniformarse a la vez, y cómo todo esto se puede banalizar”, explica Ángeles.

COMENTARIOS