Vídeo: Locos por los zapatos de tacón de aguja

Pincha en la galería de imágenes para ver las fotos de algunos zapatos de tacón que te enamorarán:

tacones aguja



"Quítamelo todo menos mis Manolos", gritaba Sarah Jessica Parker en "Sexo en Nueva York. Sin embargo, no es la primera ni la última fascinada por los tacones de aguja.

 

tacones de agujaEl primer loco por los zapatos fue un hombre, un monarca: el Rey Sol. En su época, los hombres cubrían sus piernas con botas hasta el muslo, pero Luis XIV cambió las costumbres por decreto. El que fue rey de Francia desde los cinco años consideraba sus piernas extraordinariamente perfectas y decidió explotar ese «tesoro» durante todo su reinado, hasta los 77 años, enfundándolas en medias de seda blancas. Para ello eligió zapatos y botines con tacón, pero no uno cualquiera: debía ser, invariablemente, de color rojo para los hombres. Para las damas de su corte impuso el uso de babuchas con tacón de carrete. Y por primera vez en la historia, los pies de las damas comenzaron a mostrarse tímidamente. Durante el siglo XIX los tacones empezaron a crecer y a trabar el paso femenino hasta que Chanel acabó con tal rémora: su pelo corto, su estilo simplificado y sus zapatos bajos con puntera negra animaron a las mujeres a vivir al aire libre, hacer deporte, ser dueñas de su destino y de sus pies.

 

En este vídeo encontrarás un recorrido por la exposición Tacones de aguja. Fascinación y seducción ya ha abierto sus puertas en el Museo del Traje, donde, hasta el 30 de agosto, podrás disfrutar de la historia del zapato de tacón.

Maestros del zapato de tacón

tacones de agujaAndré Perugia. Hijo de un zapatero italiano pobre, se convirtió en el primer creador, al tiempo que artesano zapatero, del siglo XX. Descubierto por Poiret en 1913, alcanzó fama mundial. Sus piezas son las más buscadas.

Salvatorre Ferragamo. Zapatero italiano, emigró a EEUU en 1914, donde trabajó para Hollywood. Volvió a Italia en 1953 y fundó el primer taller de producción artesanal a gran escala. Inventó la cuña, el soporte metálico de  los tacones altos y el zapato invisible con hilos de nailon. Un genio.

Roger Vivier. Trabajó en EE UU y volvió a París en 1947. Dior le contrató en 1953. Transformó las babuchas del XVIII en zapatos de salón y destacó por su destreza en la colocación y equilibrio de innovadores tacones.

Manolo Blahnik. Animado por Diana Vreeland, creó su firma en 1971, en Londres. Desde el principio brilló su fantasía infinita, sus tacones vertiginosos y la aplicación de una culta y refinada imaginación.

Pincha en la galería de imágenes para ver las fotos de algunos zapatos de tacón que te enamorarán:

tacones aguja


Etiquetas: manolo blahnik, roger vivier, tacones, zapatos

COMENTARIOS