¿Por qué Peter Dundas ha salido de Roberto Cavalli?

Violeta Valdés
Peter Dundas saluda al término de su último desfile para Roberto Cavalli.

Continúa el juego de sillas en el mundo de la moda. Solo una semana después de que Justin O’Shea abandonara la dirección creativa de Brioni, Peter Dundas deja Roberto Cavalli. La firma florentina no solo ha hecho salir a su director creativo, sino que anuncia recortes del 30% de su plantilla (unos 200 de los 672 puestos de trabajo resultarían perjudicados), la centralización de las oficinas en Florencia, la racionalización de la producción y la logística, así como el cierre o reubicación de muchas de sus tiendas. Todo, dicen, con el objetivo de alcanzar rentabilidad operativa en 2018.

Según Gian Giacomo Ferraris, director ejecutivo de la firma florentina: “La industria de la moda se enfrenta a tiempos difíciles, debido a las cambiantes demandas de los consumidores, el significativo empequeñecimiento de varios mercados clave y la transformación fundamental en la dinámica de la industria”. Es probable que Ferraris haga referencia a la revolución digital y su impacto sobre el consumo; a la merma del mercado del lujo en Francia y Alemania como consecuencia de los atentados de París y Bruselas (el descenso del turismo asiático ha repercutido de forma drástica en la economía europea) y Gran Bretaña por el Brexit; y, en último lugar, al fenómeno see-now-buy-now, que supone la puesta a la venta inmediata de las colecciones al término del desfile.

“En este entorno, solo las marcas icónicas con un modelo de negocio coherente y una organización eficiente pueden sobrevivir. Después de examinar por primera vez la compañía, creo que la firma Cavalli tiene lo necesario para lograr el éxito. Pero la realidad es que los costes de la empresa no deben superar ingresos, y esa es la tarea que nos ocupa ahora”, ha declarado Ferraris.

Tiene toda la razón del mundo: los tiempos cambian y es preciso adaptarse. No obstante, sus palabras despiertan una pregunta obligada: ¿de verdad era necesario prescindir de Dundas? El creador había aprendido el oficio del signore Cavalli, junto al que trabajó como diseñador jefe de 2002 a 2005. Desde entonces y hasta 2008 ejerció de diseñador estrella de Emanuel Ungaro. Y pasó a ser nombrado director artístico de Emilio Pucci, donde desarrolló una labor impagable hasta que en marzo de 2015 regresó a Cavalli como director artístico.

Durante su estancia, ha destacado por reescribir los códigos del lujo bohemio ­–estampados feroces, suntuosos tejidos y siluetas impúdicas bañadas por el estilo undone setentero– en alianza con las it-girls del momento –Poppy Delevingne, Natasha Poly…–. 195.000 seguidores en Instagram, donde tan pronto posa Chiara Ferragni como con Gigi Hadid. ¿Acaso no es esto lo que tiene que tener todo director creativo que se precie? En el caso de Dundas parece que no ha sido suficiente.

Es cierto que en 2015 los ingresos de la firma descendieron un 14,2%. Pero ¿la culpa era de Dundas o de las dramáticas circunstancias que citaba Ferraris? Solo lo sabremos cuando Cavalli fiche un nuevo creador. Alber Elbaz (ex Lanvin) o Stefano Pilati (ex Dior) andan sueltos. Quizá se presten a recrear el lujo bohemio.  

Descubre los mejores de looks que Peter Dundas ha firmado para Roberto Cavalli:

'Patchwork'

Look del desfile de primavera-verano 2017 de Peter Dundas para Roberto Cavalli.

COMENTARIOS