Isabel II: el estilo real, con lupa

Isabel Vaquero
Isabel II: el estilo real, con lupa

Le gustan las faldas tableadas por debajo de la rodilla, los colores luminosos –amarillo, rosa, azul– que favorecen su tono de piel y el lipstick rosa o rojo de Elizabeth Arden. Su diseñador ha sido durante décadas Norman Hartnell. Los guantes, siempre de Hardy Amies, conjuntan en color con los zapatos, de Rayne (que ya se los hacía a su madre), y con el bolso, siempre de asa de mano y no demasiado corta. El bolso es su sello de identidad y quizá su espacio de independencia y privacidad. Los tocados también son importantes, una útil prolongación de la corona y, actualmente, de la estatura. Durante años los diseñó Simone Mirman, que trabajó para Schiaparelli. Los pañuelos son de Hermès. Solo ella es capaz de llevar pendientes, collar y broche sin que apenas se note, pero tiene la colección de joyas más impresionante de Occidente. Isabel II siempre ha utilizado su vestuario con un concepto de Estado, transmitiendo un mensaje de integración con la situación a la que acude, ya sea un viaje a India o un acto de la Marina, pero marcando siempre la distancia con indestructible seguridad en sí misma. Acaba de cumplir 90 años. royalcollection.org.uk

1970

En Sandringham con sus corgis.

COMENTARIOS