Elie Saab y sus princesas orientales invaden la Alta Costura