Moncler lleva el invierno más extremo a París

El blanco se convierte en el protagonista absoluto de la pasarela.

Andrea Mori / José Manuel Sanz

Un otoño-invierno teñido de blanco. Esa ha sido la premisa de Moncler para la próxima temporada. Minivestidos inspirados en trajes tiroleses, abrigos con delicados bordados o jerséis con estampados de copos de nieve. El pelo se convierte en el mejor aliado para resguardarse del frío.

Etiquetas: desfiles, moda otoño-invierno, pasarelas

COMENTARIOS