Los pantalones de cintura alta: algunos apuntes sobre ellos que nadie se atrevió nunca a decirte

Son una nueva prueba de que los años ochenta siguen inspirando a los diseñadores. Apuntamos ahora una serie de consideraciones que quizás no te guste leer pero que son la pura verdad.

Marc Giró
Marc Jacobs

La consumidora de moda está acostumbrada a que le digan lo que quiere oír, en plan "chica tú vales mucho", "chica, tú puedes con todo" o "chica, que nada te frene". Como hay que vender a toda costa, entre unos (las firmas de moda y sus marketineros) y los otros (estilistas y demás gurís) nos han hecho creer que cualquier tendencia o prenda puede ser asumida por cualquier tipo de persona, mujer o cuerpo. Y mira, siento desanimarte, pero no.

Hay que empezar a decir alto, pero sobre todo, claro, que hay prendas y tendencias que sólo funcionan encima de según que estructuras. Y no pasa nada. No se puede tener todo. La oferta es tan amplia que si no te queda bien una cosa, seguro que encontrarás otra que te funcione: no hay que sufrir.

Es el caso de los pantalones altos de cintura, que no a todas las mujeres sientan bien porque son una prenda realmente complicada pensada para que funcionen en personas que, vamos allá: son altas y delgadas. Y punto.

Ya sabemos que ser alta y delgada es el sueño de muchas, pero ¿para qué vas a amargarte si no lo eres? ¿Y para qué nos vas a amargar al resto? ¡Qué pesadas todas esas señoritas que no paran de decir desde por la mañana y hasta la noche, que les encantaría ser altas y ser más delgadas! Pues hija, no se ha dado, intenta sobreponerte. No poder vestir pantalones de cintura alta no tiene por qué desequilibrarte en absoluto. No es un drama. Además, si eres bajita o no eres un palo ni huesuda, unos pantalones altos te partirán directamente por la mitad y la gente a tu alrededor verá con sorpresa cómo tus piernas y tu tronco van cada uno por su lado, como si hubieras pasado por las manos de un mago del siglo XIX, de esos que te metían en una caja y con un serrucho te dividían en dos.

Para llevar pantalones de cintura alta, lo primero que hay que tener es cintura en sentido literal. Si bajas recta lo mejor es que utilices prendas entalladas y que descartes todas aquellas que te obliguen a vestir una faja o un corsé. Una de las conquistas de la moda hoy es precisamente esa: que todo el mundo encontrará lo que mejor le sienta, o sea que la cosa no funciona al revés, no todas las tendencias sirven para todas pero hay cantidad de posibilidades para satisfacer a la mayoría.

Si quieres ponerte pantalones de cintura alta (que son esos que empiezan inmediatamente después de las costillas) deberías combinarlos con blusas, camisas o tops metidos por, precisamente por la cintura, o sea, para entendernos, que la gracia está en que la cintura, ya que la tienes, se muestre. Funcionan bien los que tienden a la silueta globo (redondeados de arriba, apitillados por abajo) ya está temporada no hay tantos con el camal ancho o marinero. Con zapato plano o sandalia, perfectos. Pero también con botines, siempre y cuando los pantalones sean tobilleros.

COMENTARIOS