Blanco, gris y negro, ríndete a los tejanos básicos que nunca fallan