Como la diosa Venus: la seda en pastel