El blanco 'blanquísimo' se redimensiona sobre la pasarela