La tendencia 'Fórmula 1': ríndete a la mezcla