Alber Elbaz

Diseñador Wiki

Te descubrimos las claves del genio responsable del relanzamiento de Lanvin , Alber Elbaz. Quién es este diseñador y cómo llegó a esta mítica casa francesa que le ha acogido con los brazos abiertos y le ha permitido dar rienda suelta a su creatividad conduciéndola al éxito y al reconocimiento internacional.

Lanvin nació como sombrerería. Su fundadora, Jeanne Lanvin (1867-1946), también diseñaba ropa, pero sólo para sus más allegados. Sin embargo, sus creaciones tenían tanto éxito, que las clientas le pedían copias y, finalmente, decidió crear una línea para venderla en la tienda, ampliando así su negocio e iniciando lo que sería una leyenda. Corría el año 1889, por lo que Lanvin se considera la casa de costura más antigua. Lanvin se hizo famosa por sus vestidos basados en diseños del siglo XVIII: las "robes de style", que tenían una falda con vuelo y el cuerpo entallado. También eran conocidos sus trajes bretones y, sobre todo, su preferencia por un determinado tono de azul, que pasaría a llamarse "azul Lanvin".

Tras la muerte de Jeanne, numerosos diseñadores pasaron por la casa Lanvin, entre ellos, Cristina Ortiz, actual directora creativa de Salvatore Ferragamo . La diseñadora española se ocupó de la firma desde la temporada otoño-invierno 1998/99 hasta la de Primavera/Verano 2002, cuando fue sustituida por Alber Elbaz.

Alber Elbaz nació en Casablanca (Marruecos) en el seno de una familia judía que emigró a Israel cuando él tenía diez años. Tras cumplir con el servicio militar obligatorio y estudiar diseño, se fue a los Estados Unidos. Allí, empezó a trabajar para Geoffrey Beene con el que estuvo durante siete años hasta que en 1997 se le abrieron las puertas de Guy Laroche. Solo un año después, entró en Yves Saint Laurent, donde debía tomar las riendas tras la jubilación del modisto fallecido este año. Sin embargo, el grupo Gucci compró la compañía YSL y el puesto fue para Tom Ford, director creativo de la firma italiana hasta entonces.

Paralelamente, un magnate Taiwanés, Shaw-Lan Wang, adquiría la casa Lanvin, llamada "la Bella Durmiente" puesto que nadie había logrado devolverle la vitalidad que tuvo en la era de Jeanne. Éste confío en el genio de Alber para relanzar la firma que, en pocos años, no sólo ha recuperado su resplandor original sino que se ha situado al nivel de las más prestigiosas casas de moda y lujo francesas.

Los diseños de Lanvin son sencillos a la par que refinados, el gusto del diseñador por lo sobrio no disipa su gran sensibilidad que parece concebir a la mujer en su esencia, expresando un peculiar sentido del lujo y un genio del que pocos diseñadores pueden presumir actualmente. Por este motivo, Alber Elbaz ha conquistado el corazón de tantas mujeres en todo el mundo. Chloë Sevigny, Diane Kruger y Natalie Portman se cuentan entre sus más fieles seguidoras.

COMENTARIOS