Bar Refaeli

Modelo Wiki
Bar Refaeli
Ver vídeo Bar Refaeli, nacida para posar

Bar Rafaeli -Refaeli para otros por esas ambigüedades del hebreo- es el prototipo de top sexy, fresca y con curvas. Su tarjeta de identidad son sus increíbles ojazos azules, una dulce sonrisa, unas medidas de infarto -89-60-89- y una piel inmaculada salpicada de pecas que el da un aire muy naïf.

La profesión le viene desde niña, ya que Bar creció en un rancho propiedad de su padre, criador de caballos, y con tan solo ocho meses ya hacía anuncios para televisión. Tras años de platós y una temporada en el dique seco por culpa de la ortodoncia, llegarían varias propuestas para ser imagen de varias marcas de moda, un episodio polémico -un matrimonio fugaz que le permitió eludir el servicio militar obligatorio israelí y continuar con su prometedora carrera como top-, algunos editoriales en importantes revistas internacionales, llegó su salto al estrellato.

La modelo pertenece a esa generación de talentos hebreos empeñados en que Israel salga de vez en cuando en los periódicos por noticias relacionadas con el mundo de la moda, la cultura o el cine, y no sólo por los conflictos políticos con Palestina. Si su acabada relación con el actor Leonardo DiCaprio le dio fama fuera de los círculos del fashion business, en los que todavía no era muy conocida, y convirtió a Bar en un híbrido entre modelo y celebrity -que le ha funcionado muy bien, todo sea dicho- ella también ha sabido estar a la altura y demostrar su valía como modelo e imagen de importantes firmas de moda y cosmética en todo el mundo. Y es que desde el punto de vista profesional, su carrera va en un ascenso imparable.

Pero ser modelo no es su único compromiso, ya que podemos ver que se implica por trabajar y ayudar en diferentes iniciativas soliadarias. Así, podemos ver a Bar Rafaeli colaborando con organizaciones que luchan para mejorar las condiciones de la infancia y acabar con la pobreza infantil o aportando su granito de arena con asociaciones prodefensa de los animales. Una top con conciencia.

COMENTARIOS