Francisco Costa

Diseñador Wiki

Francisco Costa es el responsable de la firma Calvin Klein desde 2003, año en el que el fundador de esta mítica firma norteamericana, que empezó en los 60 como una simple tienda de abrigos, se retiró. A diferencia de las legendarias casas francesas (Balmain, Vuitton, Givenchy...), Francisco Costa no es un joven diseñador de nueva hornada, sino que tomó las riendas de Calvin Klein a la edad de 43 años.

Deshagamos el camino recorrido por este brasileño hasta llegar a Calvin Klein mereciendo, en dos ocasiones, el premio del Council of Fashion Designers of America (CFDA) al mejor diseñador de una colección femenina, para conocer mejor las claves de su carrera y vislumbrar lo que le depara el futuro.

Francisco Costa nació, como la firma para la que ahora diseña, en la década de los 60, aunque en un lugar bien distinto: en Guarani, una pequeña localidad brasileña. Su relación con el mundo de la moda empezó desde niño puesto que su madre dirigía una firma de ropa infantil. A los 20 años, y tras la muerte de ésta, Francisco viajó a Nueva York sin hablar ni pizca de su idioma. Estudió inglés en una academia mientras tomaba clases nocturnas en el Fashion Institute of Technology. Una vez graduado, obtuvo un puesto en la firma Oscar de la Renta, para quien trabajó durante cinco años. Después, trabajó junto a Tom Ford para Gucci hasta que, en 2001, obtuvo un puesto en Calvin Klein.

De esa época, Francisco guarda muy buenos recuerdos. En alguna ocasión, ha afirmado que trabajar junto a Calvin Klein supuso para él todo un reto y un gran aprendizaje pero, sobre todo, un honor inmenso por el hecho de codearse con uno de los agentes más notorios de la historia de la moda contemporánea, un diseñador que ha hecho leyenda.

Una leyenda que Francisco ha sabido respetar y continuar. Las líneas minimalistas y sport de Calvin Klein siguen reconociéndose en las creaciones de este diseñador, aunque su toque brasileño, vivo, caliente y femenino ha transportado los diseños de esta firma a una dimensión superior que ha seducido a celebrities como Eva Mendes (en la imagen junto al diseñador en la gala del CFDA de este año 2008) o Ashley Olsen.

En 2006, este nuevo espíritu de Calvin Klein le mereció el premio del CFDA al mejor diseñador de una colección femenina, un premio que ha repetido solo dos años más tarde: en 2008 se lo volvió a llevar.

COMENTARIOS