Hussein Chalayan

Diseñador Wiki

Hussein Chalayan nació en Nicosia, aunque tras trasladarse con su familia a Londres fue en la capital británica donde estudió diseño de moda. Su particular visión fue reconocida inmediatamente al presentarse su colección de titulación The Tagent Flows (1993), cuyas prendas habían sido enterradas y desenterradas en el propio jardín del diseñador. La colección fue comprada y exhibida en la lujosa tienda Browns.

En 1995 Chalayan consigue un premio para desarrollar sus creaciones en la London Fashion Week. Ese mismo año diseña la chaqueta que lucirá la cantante Björk en la portada de su disco Post, naciendo de esta unión un poderoso dúo: él dio forma a varios de los diseños que la cantante lució en su gira y ella desfiló para él ese mismo año. En 1998 se une a la firma TSE hasta que en el año 2001 la compañía decide no renovar su contrato.

Chalayan siempre ha tenido que luchar para conseguir fondos para sus diseños, recibiéndolos de otras compañías y de su propio país. Es nombrado Diseñador Británico del Año en los años 1999 y 2000 y en el año 2002 lanza su línea para el hombre, vendiéndose sus derechos en exclusiva a Yoox. Las colaboraciones son una parte importante de la carrera del diseñador: Marks&Spencer o Swarovski han conocido la experimentada aguja de Hussein, así como Puma, firma de la que es director creativo desde el año 2008.

Los diseños de Hussein Chalayan pasarán a la historia de la moda gracias a su ropa animatrónica, que emplea la tecnología para replegarse o incluso desaparecer con tan sólo pulsar un botón: su colección primavera/verano 2007 sorprendió al público con estos diseños, finalizando el desfile con una modelo cuyo vestido se replegó sobre sí mismo hasta terminar en su sombrero, quedando totalmente desnuda. La ciencia no es la única preocupación del diseñador: sus influencias provienen de la arquitectura y la antropología y su ideología queda patente en sus diseños, como en los trajes que cubrían el rostro de las modelos con el típico velo musulmán pero dejaban al descubierto sus pechos.

COMENTARIOS