Jean Paul Gaultier

Diseñador Wiki
Jean Paul Gaultier
Ver artículo Gaultier: 30 años de obras de arte

Transgresor y maestro couturier. Divertido, salvaje, siempre cariñoso. Jean Paul Gaultier es, sin duda, el auténtico heredero de los más grandes. Chanel decía que la moda ha de subir a las pasarelas y luego bajar a la calle, nunca al revés. Pero está claro que ni Chanel ni nadie tiene la verdad absoluta en cuestiones de moda. Porque en esas llegó Jean Paul Gaultier y demostró que el mestizaje, el subir y bajar de la calle a la pasarela y el sublimar las vanguardias estéticas hasta elevarlas al cielo, es futuro y, como tal, una buena idea. En su primer desfile en octubre de 1976, el «enfant terrible» de la moda sorprendió a prensa y público rompiendo esquemas al mezclar tutús de bailarina con cazadoras de rocker en skai, una escandalosa propuesta que la prensa bautizó como «decontracté» y que se convirtió en la nueva imagen de la moda. A partir de ahí, los editoriales de las revistas se llenaron de jeans con chaquetas Chanel en tweed y vestidos de noche con chupas. Perfecto. Su lenguaje estético es tan valiente como integrador, aunque siempre, eso sí, dentro del más puro chic parisino. Él solito ha conseguido que los tatuajes pasaran de ser una innoble referencia carcelaria a ser el símbolo de toda un generación y que los piercings se extendieran como plaga de langostas por todo el mundo. En el fondo las españolas deberíamos estarle agradecidas, ya que, gracias a él, pasamos de ser tercermundistas por llevar las orejas perforadas a ser las pioneras del piercing fashion.

COMENTARIOS