Loulou de la Falaise

Modelo Wiki
Loulou de la Falaise
Ver artículo La musa de YSL: Loulou de la Falaise
  • Fecha de Nacimiento: 4/5/1948
  • País: Reino Unido
  • Facebook
  • Twitter

Al final de su carrera, Yves Saint Laurent admitió lo que la gente sabía desde el principio: «Lo importante en un vestido es la mujer que lo lleva». Ayuda que sea guapa, que se mueva con gracia felina y que sea alta y bien proporcionada. Loulou de la Falaise, ahora con 53 años, fue durante mucho años tiempo esa mujer y se ganó el título de musa del diseñador francés.


De la Falaise todavía mantiene aquellos brazos y piernas, aunque su rostro está más arrugado y su amplia y, de alguna manera, rígida sonrisa es un poco más sabia y menos melancólica. Hoy hace lo que puede por llenar el vacío que Saint Laurent le dejó cuando se retiró, en el año 2002. Ha abierto dos tiendas en París, una a cada lado del río, en las que ofrece un estilo hippy de lujo a mujeres que habrían querido ser hippies si hubieran sido un poco más pobres. Una preciosa blusa cuesta 950 euros, lo que ?Loulou me recuerda? es mucho menos de lo que pagarías en la vecina tienda de Chanel. Cuando le pregunto a Loulou si se considera una belleza, suelta una carcajada y lo niega. Asegura que era un marimacho atípico con tres collares y un puñado de anillos pesados. «Simplemente me visto para alegrar un poco la calle». Hubo algo inevitable en el hecho de que la hija de un noble francés y una modelo angloirlandesa se convirtiera en una de las personas más influyentes en el mundo de la moda. Bautizada en la pila con el perfume «Shocking », de Schiaparelli, en lugar de la convencional agua bendita, fue una adolescente rebelde con gusto por la ironía que sufrió varias expulsiones de colegios ilustres por gastar bromas pesadas a sus compañeros: metía babosas en los zapatos, y por organizar revueltas estudiantiles «al más puro estilo francés».

En el fondo, estaba segura de que sería una gran poetisa. En lugar de eso, se convirtió en editora de moda de la revista «Queen». Era 1968, en París, cuando llegó el encuentro que cambiaría radicalmente su vida de la mano de dos hombres: Thadée Klossowski, hijo del pintor Balthus, con quien ha estado casada durante 30 años, y un precoz Yves Saint Laurent. Al diseñador le atrajo de ella «su tonto sentido del humor inglés» y el desconocido talento de la chica. A ella le sedujo la fragilidad de Saint Laurent, que, asegura, le provocaba una ternura maternal. Fue contratada por Saint Laurent en 1972.

Loulou, que se define como diseñadora, acabó siendo para todo el mundo una musa, un título que ahora le irrita menos que hace 30 años. «Para mí, una musa es alguien que toma el té con un aspecto terriblemente elegante y luego se va a una fiesta. No me parecía que encajase con alguien que trabajaba tan duro como yo.» Después del trabajo se iban de discotecas. Loulou se convirtió en una experta hedonista de la camarilla de Saint Laurent.

En 1971, Talitha Getty, la mujer de John Paul Getty Jr. y parte de la pandilla, murió de una sobredosis de drogas en Marrakesh, envuelta en un abrigo de visón. Al frágil Saint Laurent el suceso lo arrastró a una espiral de drogas y alcohol. Sus dos musas lucharon sus propias batallas: Betty Catroux, contra las drogas, y De La Falaise, contra el alcohol. ¿Llegaron las fiestas a convertirse en un problema? «Nunca me enganché del todo porque cada mañana me levantaba para trabajar y eso te mantiene los pies en la tierra. Eso te hace más resistente.» Y, desde luego, ella lo era.

COMENTARIOS