Roland Mouret

Diseñador Wiki
Roland Mouret
  • Fecha de Nacimiento: 26/3/1961
  • País: Francia
  • Web
  • Facebook

A pesar de su inmensa popularidad, propiciada en parte por el apoyo de Victoria Beckham, Roland Mouret es un auténtico desconocido para casi todo el mundo, incluso para quienes más le admiran. Vamos a intentar reconstruir los pasos del creador más deseado y más cotizado del momento.

Pequeños apuntes biográficos Roland Mouret nació en París (1961) en una familia de clase media no precisamente relacionada con la moda; es hijo de un carnicero, algo que no le ha impedido conocer a la perfección el lado más glamouroso del universo femenino. En 1979 comenzó a estudiar Moda en su ciudad natal y, si bien lo suyo no era precisamente la costura, desde muy temprano mostró un talento natural para extraer la sensualidad femenina a través de sus diseños.

Pronto abandonó su París natal y se instaló en Londres, donde en 1998 debutaría en la London Fashion Week; ese mismo año, Sharai y André Meyers adquirían la marca Roland Mouret. Hasta 2005, la crítica y el público se rindieron a los diseños de Mouret, pura feminidad y sofisticación en los cortes y en las formas, pero siempre en el lado más minimalista y sobrio del lujo. En ese año, el diseñador decide abandonar su cargo como Director Creativo de su propia firma , y se toma casi dos años de descanso. En 2006 se produce el gran cambio que le empieza a acercar a la fama que tiene hoy: se traslada de Londres a Nueva York, y en su Semana de la Moda presenta el ya mítico vestido Galaxy, la prenda de la temporada entre las principales celebrities hollywoodienses, que aún hoy nos podemos encontrar en alguna alfombra roja.

Desde su debut en Nueva York comienza lo que podríamos llamar -dentro del mundo de la moda- la era Mouret, en la cual el parisino se ha convertido en el más deseado y alabado de los diseñadores. Relanza su firma con un nuevo nombre, RM by Roland Mouret, y un nuevo socio capitalista, Simon Fuller. Firma con los almacenes Bergdorf Goodman una línea de 36 vestidos, así como una edición limitada con la cadena GAP. En julio 2007 volvía a las pasarelas europeas, pero esta vez a París; tras su desfile ya se podían encargar las prendas a través de la propia web de Bergdorf, y en muy pocas horas se agotaron algunas prendas. Su traslado definitivo a la Semana de la Alta Costura de París se confirmaba este 2008, y tiene previsto desfilar en ella el próximo marzo de 2009 con su futura colección de otoño 2009. Dada la expectación que levanta cada paso que da Mouret, los distribuidores tendrán acceso a estas prendas en enero, para posteriormente lanzarlas a la venta en junio. Ahora le toca asumir el reto de mantener su calidad como diseñador de haute couture produciendo las colecciones en un tiempo récord de dos meses. Podríamos decir que es el nuevo lujo exprés que demandan unas compradoras ávidas de tendencias, exclusividad y estilo antes que nadie. Mouret está revolucionando la industria de la alta moda, adaptándose a las nuevas demandas de la consumidora del siglo XXI, que no tiene nada que ver con la de hace una década.

Podemos hablar de dos estilos Mouret. El primero y más obvio es su particular look. A medio camino entre el minimalismo y la opulencia, ha sabido encontrar un término medio inimitable. Sus cortes rectos, casi arquitectónicos y a veces extremadamente cuadrados no le han restado un ápice de sensualidad a sus afamados vestidos. Además, sus piezas tienen la capacidad de favorecer a las mujeres más delgadas pero también a las que tienen curvas, como muestra una de sus creaciones más célebres, el ya mítico Moon Dress. Es capaz de sorprender con fuertes explosiones de color (fucsia, rojo) y de hacer lo mismo con un sobrio blanco o negro; muy pocos consiguen una sofisticación tan elevada con cortes tan ?aparentemente- sencillos y prescindiendo de adornos inútiles y accesorias. El segundo estilo Mouret ya lo habíamos esbozado antes, y tiene que ver con su manera de trabajar. El creador se ha adaptado a los nuevos tiempos y ha creado una fórmula que le permite acercar sus creaciones al público en muy poco tiempo sin perder calidad. Además, ha descubierto el filón de las celebrities acercándose a una que tiene la capacidad de convertir en oro todo lo que toca: Victoria Beckham. Su más ferviente admiradora (y compradora) se ha transformado en discípula, y bajo el nombre de la ex Spice acaba de lanzar una pequeña colección cápsula de diez vestidos que, sin lugar a dudas, llevan el sello Mouret. Precisión, claridad de líneas y capacidad de adaptación a la silueta femenina son sus líneas maestras. Eso sí, también la exclusividad y el misterio en todo lo que hace parecen ser otras dos armas que seducen a sus más acérrimas fans -junto con Victoria Beckham, también están Sienna Miller, Jennifer López, Heidi Klum o Scarlett Johansson-, ya que sus colecciones son a día de hoy totalmente inaccesibles porque están sold out.

El futuro de Roland Mouret: Pues parece más que obvio que está en París, donde planea realizar colecciones más amplias (en las cuales no faltarán sus codiciados vestidos)y una línea masculina, esta última aún sin fecha. En tiempos de crisis en los que la opulencia parece hasta mal vista en un mundo como el de la moda, el lujo sosegado de Roland Mouret, sus ideas innovadoras y su increíble capacidad de atracción le convierten en el diseñador más rentable y cotizado.

COMENTARIOS