Cómo acabar con la dictadura de la operación bikini

Desde Marie-claire.es entonamos nuestra “mea culpa”. Cuántas veces hablamos de operación bikini y apremiamos a las mujeres en conseguir un cuerpo ideal… pero qué implica esta locura exprés por llegar con un cuerpo perfecto a la playa. La quiropráctica Roser de Tienda tiene la respuesta: ¿tú serías capaz de seguirla?

Cómo acabar con la dictadura de la operación bikini

¿Sabías que solo un 4% de las mujeres se considera guapa y se siente a gusto con su cuerpo? El ideal de belleza femenino cada vez se aleja más, lo que provoca frustración y ansiedad… sin embargo, los hombres no lo sufren (o no en la misma medida) Este es el punto de partida del libro “Hazte la vida fácil”, donde la quiropráctica Roser de Tienda reivindica el derecho de las mujeres a ser “reales”. No te pierdas nuestra entrevista.

¿Por qué es importante para las mujeres acabar con el mito “operación bikini”?

Porque promueve el estatus de cosificación sobre la mujer, como si durante el año pudiera esconderse bajo la ropa de invierno, pero que si tiene que mostrarse desnuda no es válida tal y como es.

¿Qué clase de presión provoca en las mujeres esta idea de “operación bikini”?

Una presión profunda sobre la autoestima. Angustia sobre la propia imagen y complejo de inferioridad frente a otras mujeres con mejor genética o estatus económico que les permite operarse, o hacerse tratamientos caros que les ayuda a disimular el paso del tiempo.

¿Hasta qué punto puede influir la sociedad en la decisión de una mujer de ponerse a dieta o no?

operación bikini

La presión de los medios en prensa escrita y audiovisual es arrolladora. Estás cenando y no paran de salir chicas en bikini, comiendo cereales, tomando yogures desnatados, contentas por encontrar pepitas de cereales, comiendo barritas… pero ¿dónde están los hombres? Realmente hay muchos hombres con sobrepeso o con muy poca energía que se quedan dormidos en el sofá después de cenar. ¿Dónde está la presión para ellos de ponerse a dieta?

¿Cuáles crees que son las frustraciones más comunes de las mujeres con su cuerpo?

Que no podemos ganar la batalla contra la gravedad, los embarazos, ni las hormonas. Somos la especie reproductora del planeta y nuestros cuerpos sufren una profunda transformación por ese hecho. Y lo que frustra es que, aunque estemos encantadas de perpetuar la especie humana, la moda, el Photoshop, las cirugías, los implantes, el Botox… nos hacen llegar el mensaje de que es importante que no se noten las consecuencias y el paso del tiempo. Es muy triste que eso se esté perpetuando hasta las nuevas generaciones del siglo XXI.

¿Por qué crees que los cánones de belleza impuestos no se acercan a la realidad?

Porque son imposibles. En el mundo hay 3.650 millones de mujeres… ¿cuántas de ellas son supermodelos? Los avances tecnológicos han convertido a la mujer en una imagen de fantasía e irreal. Lo malo es que esas imágenes empapelan toda la ciudad, es una imagen que va calando poco a poco… pero no debemos de olvidar que a nosotras no nos venden el bikini con Photoshop.

¿De qué forma se puede acabar con esta “tiranía” de la “operación bikini”?

En mi opinión hay dos opciones, y ambas pasan por cómo se trata la imagen de la mujer muchas veces en los medios. O se impone el mismo canon de belleza imposible a los hombres, y así fomentamos la igualdad y se abren más líneas de negocio, cosa que no me parece la mejor solución; o se empieza a fomentar una imagen de mujer real, la que dan marcas como por ejemplo Dove, donde aparecen mujeres auténticas y tal cual son: con sus estrías, con su cuerpo después del parto, el pecho después de la lactancia… creo que debemos fomentar la realidad en un mundo donde lo real cada vez es más virtual.

A nosotras no nos venden el bikini con Photoshop

¿Crees que es la obsesión FIT que nos invade es actualmente la nueva “operación bikini”?

El ejercicio moderado y la alimentación saludable son buenos hábitos. Cuidarse es salud. Pero cuando algo pasa a ser una “obsesión” es cuando empieza el problema. No es sano por ejemplo, la obsesión por las calorías, que han llegado ya hasta las aplicaciones móviles, que cuentan incluso las calorías que gastamos en todos los pasos que damos. Tampoco es sano que las mujeres se obsesiones con estar en forma a cualquier precio, ni que se comparen con otras mujeres que se pasan todo el día en el gimnasio porque las obligaciones de la mayoría no nos deja tiempo libre ni para bajar escaleras.

Roser de Tienda (Barcelona, 1966) es doctora quiropráctica con especialidad en salud de la mujer y niños. Es autora de los libros “Nacer conectado, vivir consciente” y “Házte la vida fácil”. WEB: http://roserdetienda.es/

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS