Marie Claire

Descubre la técnica de manicura que te permite lucir intacto el esmalte el doble de tiempo

Prescinde de los acabados y tratamientos permanentes que debilitan a la uña y opta por este sencillo tratamiento que las fortalece y protege.

Desde hace unas temporadas, la manicura se ha convertido en uno de nuestros rituales beauty favoritos. Los múltiples esmaltes de colores, las lámparas de secado - para aquellas que, con destreza, realizan la manicura semipermanente en casa- y, por supuesto, la lima para retirar las imperfecciones o, simplemente, reducir o disminuir el tamaño de las uñas, amoldándolas a los propios gustos; se han convertido en elementos comunes que no cesan de ser utilizados con asiduidad en la mayoría de los hogares.
Uno de los aspectos positivos de la manicura semi o permanente -y lo que provoca que, en verano, la sociedad se adhiera más a este tipo de disciplina- es la duración que ofrece, sin embargo, por los productos utilizados, con una formulación potente, se puede promover el debilitamiento, de manera paulatina, de las uñas. A medida que recreamos con afán las últimas tendencias de manicuras vistas en las diferentes redes sociales o buscadores, la uña comienza a debilitarse poco a poco, de manera constante.
De hecho, las consecuencias se empiezan a percibir a las pocas manicuras, las uñas se debilitan y, por tanto, comienzan a romperse o a perder su característico grosor. Para esos casos puedes optar por recurrir a uno de los bestsellers de las tiendas especializadas en manicura: el endurecedor de uñas (aquí, cabe recordar, que ya te hablamos del que se ha convertido en uno de nuestros productos favoritos), que ayuda a fortalecerlas de manera rápida, estimulando que recuperen, también, su brillo. No obstante, en este artículo, encontrarás la nueva técnica que va a fomentar que te olvides del término manicura semipermanente: el long-lasting. Esta técnica que te ayudará a mantener el esmalte intacto durante semanas sin tener que recurrir a dicha técnica de manicura, que no cesa de ganar popularidad.

¿Cómo funciona?

Esta técnica que garantiza una manicura perfecta, con el mínimo de inversión, es muy fácil de realizar y apenas te llevará unos minutos. Para ello, como cualquier manicura, es necesario tener las uñas totalmente limpias, exentas del esmalte anterior.
Amazon

quitaesmalteAmazon

Para ello, las expertas recomiendan prescindir de los quitaesmaltes libres de acetonas, ingrediente que tiende a resecar a la uña y a la propia cutícula. En este sentido, puedes optar por este quitaesmalte de la marca Timely, libre de este ingrediente, que posee vitaminas A y E que ayudan a fortalecer la propia uña gracias al aceite de ricino que posee. Aquí, lo puedes ver mejor.
Amazon

aceiteAmazon

Después de dejar unos días respirar y descansar las uñas, procede a extender un aceite apto para la zona que posea propiedades hidratantes y nutritivas. En ese sentido, el aceite para cutículas de Mylee, elaborado con almendras dulces, se ha convertido en uno de los productos más aclamados de Amazon. De hecho, sus más de 2.500 valoraciones positivas lo avalan. Con su sencilla aplicación se hidrata y nutre la zona en unos minutos, fortaleciendo y fomentando el crecimiento de la propia uña en tiempo récord. Aquí, puedes ver todas sus características y adquirirlo por menos de nueve euros. ¡Aprovecha!
Amazon

protector top coatAmazon

Al comenzar o realizar la propia manicura es importante, como ocurre con otras corrientes beautys, aplicar un ‘primer’. Con este paso, evitas que amarilleen, fortaleciéndolas y alisándolas en la superficie. En ese sentido, la base de la firma O.P.I, que acumula casi 10.000 valoraciones (y, aquí, está rebajado) se convierte en uno de los grandes favoritos. El motivo de este éxito recae en su formulación y, además, es un producto que, además de tener un acabado brillante y uniforme, es resistente a roturas. Aquí, lo puedes ver mejor.Además, después de aplicar el correspondiente esmalte y este se haya secado, recuerda volver a aplicar el top coat, que ejercerá una función protectora del color elegido y, también, potenciará su propio brillo. Un paso que, también, pasado unos días te recomendamos volver a realizar para fortalecer el esmalte aplicado, reduciendo las roturas o quiebras en el dibujo o color trazado.
Además, después de aplicar el correspondiente esmalte y este se haya secado, recuerda volver a aplicar el top coat, que ejercerá una función protectora del color elegido y, también, potenciará su propio brillo. Un paso que, también, pasado unos días te recomendamos volver a realizar para fortalecer el esmalte aplicado, reduciendo las roturas o quiebras en el dibujo o color trazado.
tracking