Marie Claire

Cómo el Peugeot i-Cockpit ha cambiado la forma de entender el puesto de conducción

Rompedor en su momento por su estructura de tres niveles y por el tamaño compacto de su volante, el i-Cockpit se ha convertido en una seña de identidad de todos los modelos del León que se han lanzado en los últimos 10 años

Autor: José Manuel González Torres
En 2012, la primera generación del Peugeot 208 se convirtió en el primer vehículo de serie dotado del Peugeot i-Cockpit. Esta innovación no surgió de la nada: los concept-car de la marca tuvieron un papel importante en las reflexiones que dieron lugar a este puesto de conducción, sobre todo el Peugeot SR1, lanzado dos años antes, cumplieron su función de laboratorios de ideas. En las últimas dos décadas, todos los puestos de conducción de los concept-car de la marca han presentado visiones innovadoras del i-Cockpit que han terminado por incorporarse a los modelos de serie. El Exalt ha inspirado fuertemente el salpicadero del Peugeot 508. En el nuevo 208, la arquitectura del i-Cockpit surge directamente del concept-car Fractal. En cuanto al cuadro de instrumentos 3D, proviene del Quartz. Así, los concept-car de Peugeot nunca dan puntada sin hilo.
Desde su aparición en la primera generación del 208, el i-Cockpit no ha dejado de evolucionar al ritmo de las creaciones de la marca, manteniendo sus elementos principales: un volante compacto, para ofrecer mayores sensaciones de conducción y aumentar la maniobrabilidad, una instrumentación elevada, que se ha convertido en una lámina digital de alta resolución desde el lanzamiento del SUV 3008, una pantalla táctil de alta definición, siempre al alcance de la mano y de la vista y una serie de interruptores, los 'Toggle Switch' que imitan a las teclas de un piano y permiten un acceso directo y permanente a las principales funciones de confort.El Peugeot i-Cockpit recurre a una estratificación a tres niveles para conseguir una ergonomía y un confort de conducción perfectos. En primer lugar, los datos aparecen justo en el campo de visión del conductor, que no necesita apartar su mirada de la carretera. Las manos son otro aspecto prioritario: los materiales son agradables al tacto, las uniones entre los elementos son perfectas, los mandos táctiles o físicos están situados en el mejor lugar. El mando Shift and Park by Wire en la caja de cambios automática EAT8 es intuitivo y ergonómico. Las levas en el volante permiten cambios de relación en modo manual sin perder la función automática. Por último, el habitáculo forma un cockpit envolvente alrededor de sus ocupantes. Los asientos delanteros conjugan un excelente confort con una sujeción perfecta.En el diseño de los i-Cockpit se tienen en cuenta numerosas reglas de ergonomía, visibilidad y arquitectura. Los arquitectos de la marca se han guiado por datos antropométricos estudiados en numerosos tipos de población, que han permitido calcular, entre otros, los rangos de reglaje de los asientos o el volante, para reforzar la sensación de burbuja y optimizar la ergonomía a bordo, sea cual sea la corpulencia del conductor.
Peugeot

peugeotPeugeot

Además de abrir una página en la historia de la marca, el nuevo Peugeot 308 también aporta innovaciones importantes al i-Cockpit, que aporta una experiencia más inmersiva gracias a sus evoluciones en materia de ergonomía, diseño y conectividad. El volante compacto da un paso más allá para convertirse en un elemento que participa en las funciones de ayuda a la conducción, por medio de unos sensores que detectan la intensidad del agarre por parte del conductor. Permite gestionar equipamientos como la radio, el sistema multimedia, el teléfono y varias tecnologías. Para un mayor confort, optimiza su forma ergonómica y puede contar con calefacción.También destacan las i-toggles virtuales totalmente configurables que sustituyen a los mandos físicos del climatizador. Situadas junto a la pantalla central, como si se tratara de un libro abierto, aportan una estética y un nivel tecnológico únicos en el segmento. Cada i-toggle es una tecla que sirve de atajo táctil hacia las regulaciones del climatizador, un contacto telefónico, una emisora de radio, el inicio de una aplicación… que cada conductor puede establecer según sus deseos o necesidades habituales.
Peugeot

peugeotPeugeot

Asimismo, la conectividad da un paso de gigante con el nuevo sistema Peugeot i-Connect. Su función Mirroring inalámbrica permite interactuar con dos teléfonos vía Bluetooth al mismo tiempo. La experiencia se completa con el navegador conectado Peugeot i-Connect Advanced, y el mando de reconocimiento vocal 'OK PEUGEOT', que permite acceder fácilmente a las funciones de infoentretenimiento.Esta tecnología también está presente en el nuevo y recién presentado Peugeot 408, que cuenta con la última generación del puesto de conducción i-Cockpit con las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas, respaldadas por 6 cámaras y 9 radares. Entre su arsenal tecnológico destacan el Regulador de Velocidad Adaptativo con Función Stop & Go y el sistema Night Vision.
tracking