Los collares de cuentas vuelven esta temporada (¡por menos de 10 euros!)

Con su característico colorido, estos colgantes que triunfaron en la década de los años noventa bajo la tendencia DIY, se convierte en el accesorio favorito del verano.