Vídeo de la semana

Mejor protector solar: los cinco que no pueden faltar en tu maleta

Protege a tu piel de la incidencia de los rayos solares con la mejor selección de protectores solares que reducirán el fotoenvejecimiento y las quemaduras solares.

protector solar
Pexels

No nos cansaremos de decirlo y oírlo: el uso del protector solares esencial en el día a día. Más aún en esta cálida estación, donde el buen tiempo invita a pasear, tomar el sol y, por supuesto, refrescarnos con el agua del mar o de la piscina; una estación donde los rayos solares inciden más en la dermis y, por tanto, pueden llegar a dañarla (fomentando pequeñas rojeces, fotosensibilidad, debilitamientos, líneas de expresión, quemaduras o marcas más graves) de forma permanente, sino se cuida como es debido. En este sentido, hoy en día, existe una multitud de cremas y protector solares -con diversos números y escala de foto protección- a nuestro alcance que nos permiten garantizar, con su sencillo uso, un correcto cuidado de la piel, evitando dichas marcas.

Aquí, os dejamos una pequeña recopilación para que puedas elegir entre los mejores protectores solares naturales, la mejor crema solar facial, corporal e, incluso, capilar.

Ultraligera y de uso diario, ISDIN

Ultraligera y de uso diario, ISDIN
Amazon

La crema de ISDIN ejerce una protección facial de fase acuosa y textura ultraligera de uso diario. Con su uso, se puede proteger a la dermis del daño oxidativo inducido por la polución urbana y ofrece una protección a los rayos ultravioletas y la luz azul. Con su uso, además, combatirás el foto envejecimiento, proporcionando una mejora en los signos de la fatigada de la dermis, aportándole luminosidad y aspecto saludable. ¡Aquí, puedes verla mejor!

 

Antiedad, Belei

Antiedad, Belei
Amazon

Por menos de nueve euros, se encuentra este protector solar de amplio espectro para ayudar a proteger la piel contra los efectos de los rayos ultravioleta. Con su aplicación se ayuda a proteger la delicada piel del rostro contra el envejecimiento prematuro y, también, se previene la aparición de puntos negros. Esto se debe a que está enriquecida con carnosina -sustancia que ayuda al funcionamiento de las células- y glicerina -que ayuda a la hidratación-. Asimismo, es waterproof. ¡Aquí puedes ver todas sus características!

 

Para la cara y escote, Garnier

Para la cara y escote, Garnier
Amazon

Esta crema solar con muy alta protección solar está diseñada para las zonas del rostro y el escote. Con su textura ligera y de fácil de absorción, es fácil aplicarla en las áreas citadas. Es resistente al agua, no deja manchas blancas ni sensación grasa. Aquí, la puedes conseguir.

 

Fragancia tropical, Hawaiian

Fragancia tropical, Hawaiian
Amazon

Fórmula “Ultra Radiance” con un triple enriquecimiento para la piel: protege, suaviza, deja la piel radiante con un delicioso aroma tropical. Proporciona antioxidantes que nutren la piel, una textura ligera y un aroma tropical a coco. La puedes conseguir, aquí, rondando los ocho euros.

 

Protección en el cabello, Revlon

Protección en el cabello, Revlon
Amazon

Úsalo como parte de tu rutina diaria rociando el espray desenredante de coco directamente sobre el cabello mojado. A continuación, desenrédate el cabello y péinalo como harías normalmente. Con su uso, percibirás como el pelo adquiere una textura más suave y como, además, se desenreda fácilmente. Aquí, lo puedes conseguir a muy buen precio.

 

Cabe destacar, más allá de la eficacia de los protectores solares citados, algunas características o aspectos esenciales de dichos productos.

Los protectores se deberían utilizar todos los días del año, ya que la exposición -con las correspondientes radiaciones UVA u UVB- es continua todos días del año. Sin embargo, en verano es algo más común porque los casos de, por ejemplo, sufrir quemaduras suelen ser más comúnes debido a la posición que tienen los rayos solares con la posición de la Tierra.

A través del uso de estos productos lo que se consigue es crear una barrera de protección en la dermis que rechace la incidencia directa de estos rayos solares que pueden suscitar -aunque a primera instancia no lo parezca- con el transcurso del tiempo:  marcas o manchas cutáneas, que promueven el foto envejecimiento de la dermis. Es más, se calcula que cerca de un 80% del envejecimiento prematuro de la dermis está ligado a la exposición solar.

¿Cómo elegir un buen protector?

A la hora de seleccionar uno u otro es importante elegir uno que se adecúe a nuestro tipo de piel. No obstante, existen algunos rasgos o requisitos comúnes. Como, por ejemplo, que el mínimo del factor protección solar (FPS) sea 30; un porcentaje elevado que garantiza una correcta protección.

Asimismo, otro de los rasgos más buscados es que ejerza protección contra los rayos UVA o UVB y, por supuesto, en días de playa o piscina, elegir uno que sea resistente al agua, es decir, waterproof.

¿Son todos los protectores solares iguales?

Pese a lo que se puede llegar a pensar: no son iguales. Dependiendo del tipo de piel que se posea o el área del cuerpo que se busque proteger, se recomendará utilizar uno u otro protector. En sentido, destacan los protectores con filtros físicos o químicos.

En el primer caso, en el caso de los físicos, su uso está ligada a las pieles más sensibles, ya que este tipo de protectores se encargan de bloquear y dispersar los distintos rayos solares. Con su uso se consiguen repeler antes de que llegue a penetrar en la dermis, para ello, se utilizan ingredientes como el dióxido de titanio o el óxido de zinc que, pese a su nombre, no generan daños en la piel. Con el uso de algunos de estos ingredientes se consigue una crema más densa que promueve ese efecto opaco que protege a la dermis.

Por otro lado, los filtros químicos son aquellos que absorben la radiación solar y, con suma rapidez, la transforman evitando daños en la piel.

¿Cómo y cada cuánto hay que aplicarlo?

Más allá de utilizar uno u otro protector es importante conocer que existen unas normas a la hora de aplicarlo y son muy sencillas: aplicar unos 15 minutos antes de exponernos al sol, así garantizaremos una correcta absorción y protección. Asimismo, se debe repetir la aplicación -para garantizar una buena protección- cada hora y media o dos horas.

En segundo lugar, no hace falta utilizar grandes cantidades de producto sobre la piel, recuerda: no por echar más cantidad, va a ejercer mayor protección.

La gran pregunta: ¿Ya no me pondré morena?

Pese a lo que se piensa, el protector solar no evita que adquieras ese deseado tono bronceado , al contrario, prolongará su efecto en el tiempo.  Es probable que tardes más en adquirirlo, pero con uso evitaras: pelarte, sufrir quemaduras o adquirir un tono rojizo.

Marina Vázquez

Marina Vázquez

Mi infancia ha estado siempre acompañada de un lápiz y una libreta, dónde daba vida a miles de historias. Así supe que mi pasión y vocación era escribir; comunicar. La música y la literatura han estado presentes en cada día de mi vida. Sin un estilo fijo, siempre variando. Extrovertida y seria. Puestos a decir también un defecto, he de destacar que tengo mal despertar, pero nada que un buen café no lo pueda hacer más llevadero.

Continúa leyendo