Marie Claire

Acné adulto: ¿cuáles son sus causas y cómo tratarlo?

El acné se considera habitualmente como un problema de la adolescencia, sin embargo, hay muchas personas mayores de 25 años que sufren este problema, sobre todo mujeres.

Según los datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), un 12% de mujeres y un 3% de hombres continúan teniendo granos en la edad adulta. Por desgracia, el acné no siempre desaparece cuando superamos la adolescencia. ¿Cuáles son sus causas? ¿Por qué aparece? ¿Cómo tratarlo? Te contamos todo lo que necesitas saber.
"El acné tardío del adulto afecta principalmente a mujeres y tiene dos picos de incidencia, uno en torno a los 25-30 años y otro alrededor de los 50 años. En muchos casos existe un trastorno hormonal de base en el que, a pesar de encontrarnos un perfil hormonal normal en la analítica de sangre, los receptores cutáneos de hormonas masculinas (receptores androgénicos) son hiperfuncionantes y dan lugar a lesiones de acné", nos explica la doctora Lidia Maroñas, Dermatological Advisor de Sephora.
La experta explica que, clínicamente, el acné tardío de la mujer adulta "suele manifestarse en forma de pequeños granitos rojos, inflamatorios, a veces dolorosos y profundos, localizados principalmente sobre la zona de la barbilla, la mandíbula y la parte alta del cuello. Tienden a empeorar con los ciclos menstruales, tras la menopausia y, al resolverse, pueden dejar pequeñas marquitas en forma de manchas rojo-marrones".
¿Qué podemos hacer? La doctora Maroñas destaca se requiere evaluación dermatológica para adecuar el tratamiento a cada caso pero, en general, se basa en la combinación de:
  • Pauta cosmética a base de limpieza facial, hidratación con cremas ligeras no comedogénicas y fotoprotección con solares de texturas ligeras.
  • Tratamientos tópicos que incluyen sueros o cremas de retinol o derivados, ácido azeláico y/o niacinamida.
  • Tratamientos orales como los anticonceptivos u otros tratamientos hormonales y la isotretinoína oral a dosis bajas, que tiene muy buen perfil de eficacia en estos casos.
La experta señala que el tratamiento también se podría complementar con técnicas en clínica como, por ejemplo, peelings químicos superficiales una vez tengamos controlado el brote, luz pulsada para mejorar posibles marquitas secundarias o láseres fraccionados no ablativos para mejorar textura.
¿Necesitas más información? Aquí te dejamos los mejores productos de belleza para tratar el acné. ¡No te lo pierdas!
tracking