Marie Claire

A cada tipo de café le corresponde una forma de ser

El tipo de café que tomamos dice mucho de nuestro carácter. Y tú, ¿cómo tomas el café? Dinos cómo lo tomas y te diremos cómo eres.

¿Te consideras amante del café? Seguramente se convierta en esa especie de vitamina adictiva sin la que no puedes vivir y más si hablamos de un lunes después de un fin de semana cargado de salidas de cena con amigos (si no sabes donde reservar nosotras te contamos qué sitios arrasan cada semana), planes de netflix en casa, escapadas o salidas nocturnas sin fin... Suena el despertador y puede que, antes incluso de ver el móvil, te dediques a correr a encender la cafetera.
Si eres así... Te encantará saber que hay un día para ti (el 1 de octubre es el día internacional del Café) y como cafeteros que somos hemos lanzado una pregunta al aire. Y tú, ¿cómo tomas el café? Aquí en la redacción no hay dos iguales (y eso que solo nos ofrecen un único café en la cafetería que si ya nos empiezan a hablar de Arábica o Arábigo, Robusta, Libérica o Excelsa -que son los cuatro tipos de cafés que hay-) que si leche templada, que si muy calentito, que si con la leche de almendras y canela (servidora), que si yo no tomo azúcar que tomo panela, que si solo con hielo o manchadito... ¡Vaya locura!
Pero no sólo es una locura para encargarte de pedir la ronda de cafés sino que... ¿sabías que cada tipo de café corresponde una manera de ser diferente? El psicólogo Dr. Ramani Durvasulla realizó un estudio sobre cómo varía la personalidad de las personas según el tipo de café que tomen. Medían la introversión y extroversión, la paciencia, la calidez, el perfeccionismo y la sensibilidad... (Y si estás muy interesada debes saber que también escribió un libro de autoayuda titulado "Usted es porque usted come: cambie su actitud alimenticia y cambie su vida").
Ahora queremos saber, ¿cómo tomas el café? Y, sobretodo, ¿eres tal y como tu café representa?
tracking