Marie Claire

Los aceites capilares están triunfando, te contamos por qué deberías utilizarlos

El cabello dañado se debe tratar con productos específicos para nutrir y reparar, como los aceites capilares que te traemos a continuación. Te explicamos sus beneficios, cómo utilizarlos y te contamos un truco para las melenas más secas.

En otoño el pelo tiende a caerse y a estar más débil y apagado que en otras épocas del año, además, hay una serie de factores externos como el calor de secadores, planchas o los tintes, que aumentan las caída capilar y las puntas abiertas. Para prevenir y reducir estos impactos se recomienda el uso de productos específicos. Hoy te queremos hablar de los aceites capilares, que son una de las soluciones capilares para devolver la sedosidad, luminosidad e hidratación al cabello, pues penetran en toda la estructura interna y externa del mismo.
Desde la marca Otowil, especializada en tratamientos capilares en formato sachet y que tiene aceites capilares de almendras, de coco y de argán, cuentan lo siguiente: "Los aceites capilares están recomendados especialmente para fortalecer la fibra capilar, ya que contienen una molécula muy pequeña que les permite ingresar de manera perfecta en el cabello, proveyendo nutrición, hidratación y fortalecimiento. Además, es la única manera por medio de la cual se le puede aportar beneficiosas propiedades al cabello mientras está seco. Puede hacer de termoprotector para evitar daños como la rotura y consecuente caída, y se puede hacer uso de ellos hasta en 3 ocasiones al día, pues no generan peso cosmético ni sensación de grasa". Los aceites capilares sanean el cuero cabelludo, estimula la circulación, lo calman y lo refuerzan dando lugar a un pelo con mayor fortaleza. Aceites como Régénérescence naturelle de Leonor Greyl también se ocupan de eliminar la piel muerta, los restos de polución y los residuos de los productos de peluquería.
Para aplicar los aceites, recomiendan usarlo tras el lavado, con el pelo seco o húmedo se debe poner un poco de producto y calentarlo con ambas manos. Normalmente se aplica de medios a puntas, a no ser que el producto indique lo contrario o que tengas el pelo muy seco y quieras un efecto mayor. Otro truco, es aplicarlo por la noche con el pelo sucio como si fuera una mascarilla y por la mañana lavar la melena, así también se hidratará en profundidad.
En la actualidad, los aceites capilares están en pleno auge, ya que muchos expertos los recomiendan y se han incluido en la rutinas capilares, como un producto más para lograr un pelo sano, además, es un aliado a la hora de desenredar la melena y al combatir el encrespamiento. Aquí te dejamos una selección de 10 aceites por si estás buscando uno para reforzar tu melena.
tracking