Marie Claire

Estos contornos de ojos DE VERDAD eliminan bolsas y ojeras

A diferencia del resto de la cara, la piel del contorno de los ojos tiene unas características específicas que la hacen especialmente delicada. ¡Descubre cómo cuidarla!

La piel del contorno de los ojos, sí, esa zona del rostro que tanto marcamos a la hora de gesticular, como bien se puede observara a simple vista y al tacto, es mucho más fina, concretamente, cinco veces más fina que el resto del rostro, lo que la lleva a tener una dotación más baja de colágeno y elastina. Deberíamos cuidarla con productos específicos (no, tu crema hidratante habitual no vale, por muy buena que sea) para que luzca radiante y lisa. Si estás buscando una crema para el contorno de los ojos nueva, echa un vistazo a los productos que hemos seleccionado para ti. ¡Funcionan de maravilla!
“¿Por qué una crema hidratante no resuelve lo mismo que un contorno específico? Porque esos niveles de pH no están pensados para esa área y, además, puede incluso irritarla al estresarla con un pH inferior”, comenta Esther Moreno, de Esther Moreno Studio. Los amantes de la belleza sabrán que el área del contorno de los ojos necesita un cuidado especial y, aunque podemos usar la hidratante (mejor utilizarla que no utilizar nada), no conseguirá los mismos efectos, puesto que pueden contener un pH especialmente ácido, llegando a irritar la zona e incluso producir alergias. Por ello, los productos indicados para tratar el contorno de los ojos deben estar formulados con un pH específico para esa zona (un pH mayor, más alcalino), diferente al de los productos destinados para el cuidado del rostro, al mismo tiempo, para lograr su eficacia, los contornos de ojos deben contener activos específicos como la cafeína, el pepino o extractos botánicos para ayudar a la microcirculación sanguínea de la zona y evitar que aparezcan bolsas, ojeras y signos de la edad.
Además, cabe destacar que el área del contorno de ojos es el gran olvidado especialmente cuando nos referimos a la aplicación de protector solar y no debería ser así, puesto que se trata de la zona del rostro más débil y desprotegida y donde se suelen mostrar los primeros signos de la edad. Un pH alcalino en la piel provoca sequedad y un descenso en los niveles de hidratación. Esta alcalinidad de la piel se puede incrementar por la radiación solar.
¡Elige el mejor contorno de ojos para ti!
tracking