Marie Claire

Dime qué problema capilar tienes y te diremos lo que debes comer

Descubre los alimentos que no pueden faltar en tu mesa en función a cada necesidad capilar. Melena envidiable, ¡allá vamos!

Es tiempo de caída estacional, pero este año, golpea doblemente a consecuencia del estrés añadido por el coronavirus. Toca extremar precauciones y, además de recurrir a tratamientos específicos, revisar la alimentación y planificar una dieta que incluya los mismos activos que encontramos en los cosméticos anti-caída más potentes. Teresa Climent, farmacéutica y responsable de comunicación de la marca Nuggela & Sulé nos descubre los alimentos que no pueden faltar en nuestra mesa en función a cada necesidad capilar.
Que no falten en tu mesa huevos, legumbres, frutos secos y pescados. La razón está en su alto contenido en vitaminas A, B y botina.
  • La vitamina A “lubrica” el folículo piloso y permite que el pelo salga con fluidez.
  • Las vitaminas del grupo B aumentan la producción de hemoglobina, que es la encargada de transportar el oxigeno por el cuerpo cabelludo.
  • La biotina es fundamental para la salud capilar. Está comprobado que su déficit provoca caída. Su misión es la de potenciar el crecimiento saludable de las uñas y del cabello.
Naranjas, limones, espárragos, espinacas, carnes y pescados blancos y azules. Estos alimentos son los mayores proveedores de zinc, azufre y vitamina C.
  • El zinc mejora la estructura del cabello haciéndolo más fuerte y resistente y es imbatible a la hora de aumentar la densidad.
  • El azufre tiene una doble misión. Por una parte oxigena al cuero cabelludo y por otra, aporta un extra de volumen al cabello fino y mejora su calidad.
  • Vitamina C. Resulta esencial para producir colágeno, uno de los constituyentes de la fibra capilar junto con la queratina.
Te has propuesto llevar el pelo más largo, pero a medida que crece –más lentamente de lo que debería- se va partiendo y parece que no gana longitud. Además de eso, no tiene brillo y está cada vez más frágil. ¡Hay que cambiar la dieta!
Huevos, levadura de cerveza, soja, vísceras de animales, verduras como las espinacas o el brócoli. Además de ser ricos en zinc y azufre, contienen otras dos vitaminas indispensables:
  • Vitamina B3. Fortalece el folículo piloso, mejora la circulación y controla la producción de grasa en el cuero cabelludo.
  • Vitamina E. Estimula el crecimiento del pelo gracias a su efecto antioxidante y contrarresta la pérdida de brillo que se produce a consecuencia del calor o las coloraciones.
tracking