Marie Claire

Fitness vaginal: mejora desde la incontinencia urinaria hasta las relaciones sexuales

Quizás sea hora de darle un descanso a tus glúteos y centrarte en fortalecer la zona pélvica. No te preocupes, ¡es mucho más fácil de lo que crees!

¿Tienes pérdidas de orina? ¿Estás embarazada y te da miedo el parto? ¿Sufres continuas infecciones genitourinarias? ¿No disfrutas en tus relaciones sexuales? Si has contestado sí a alguna de estas preguntas quizás sea hora de darle un descanso a tus glúteos y centrarte en fortalecer la zona pélvica. Para muchos es aún un territorio desconocido y, sin embargo, los beneficios son múltiples si se trabaja adecuadamente. Alex García, director del gimnasio boutique FitClub Madrid (que se presenta como un gimnasio boutique cuyo equipo forman asesores para mantener un entrenamiento integral, adaptándose a las últimas técnicas y métodos de trabajo con todos sus aparatos firmados por Technogym), especializado en entrenamientos personalizados, revela cómo y por qué debemos fortalecer el suelo pélvico.
Para poder fortalecer esta zona, hay que saber identificar el músculo perineal, de lo contrario no obtendremos muchos beneficios. Una de las herramientas más efectivas para trabajar el suelo pélvico son los ejercicios de Kegel, de contracción lenta y rápida del suelo pélvico para fortalecer las fibras musculares. Otros métodos eficaces para ejercitarlos son los hipopresivos y realizar actividades como el yoga y el pilates que, además, trabajan más zonas del cuerpo.
Todos sabemos bien que el yoga es una práctica completa y excelente para calmar tu mente, aliviar el estrés y hacerte más fuerte a la hora de enfrentarte a los cambios. Es una práctica que puedes usar en cualquier momento del día, adaptándola a tus tiempos y necesidades. Pero lo mejor de todo es que también tiene otros beneficios. Descubre aquí cuáles son las posturas perfectas para fortalecer el suelo pélvico.
  • Sethu Bandhasana.
  • Tadasana.
  • Utkata Konasana.
  • Adho Mukha Svanasana.
  • Sarvangasana.
Esta disciplina consiste en una serie de ejercicios inspirados en la calistenia - sistema que se basa en el propio peso corporal -, el yoga y el ballet. El pilates mejora la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio y la conciencia del propio cuerpo. Pero también puede ayudarnos a fortalecer el suelo pélvico. Te contamos cuáles son los mejores ejercicios, ¡no te lo pierdas!
  • Roll up.
  • El cien.
  • Abdominales con piernas elevadas.
  • La tijera.
  • Evitar pérdidas de orina.
  • Mejorar la vida sexual, tanto de los hombres como de las mujeres.
  • Mejorar el funcionamiento de los órganos.
  • Prevenir infecciones genito-urinarias.
  • Preparar y reforzar la zona pélvica para el parto.
  • La recuperación a un ‘estado normal’ tras el post-parto es mucho más rápida.
Sí. Es 100% recomendable realizar ejercicios de suelo pélvico, siempre y cuando no esté contraindicado. Haber realizado todo este tipo de ejercicios durante el embarazo ayuda a acelerar la recuperación de la zona pélvica tras el parto.
Los ejercicios que tengan un alto impacto y los ejercicios de fuerza, aunque todo esto se podría trabajar y no deberíamos excluirlo al 100%.
tracking