Marie Claire

Uñas de lúnula desnuda, la tendencia en manicuras que arrasa en Instagram

La manicura francesa invertida es una de las tendencias de esta primavera y así lo demuestran las manicuras que hemos fichado en Instagram

Aunque unas manos bien cuidadas nunca han pasado de moda, ahora están más de moda que nunca las manicuras porque, para qué negarlo, no hay nada que remate mejor un look que unas uñas bien esmaltadas y con algo de gracia. Pero, como siempre, vamos como locas de un lado al otro: prisas y más prisas y cuando llegas a casa después de un largo día de trabajo lo que menos nos apetece es ponernos a aplicar una prebase, dos de color y otra más de un top coat. En mitad de ese proceso, a todas nos entra en sueño e irse a la cama con las uñas a medio secar es lo peor: le levantas con las marcas de las sábanas y al final es casi peor el remedio que la enfermedad.
Y es ahí precisamente donde las uñas de media luna, también llamadas uñas de lúnula desnuda, nueva tendencia de uñas que arrasa en Instagram, juega a nuestro favor porque no requieren un gran mantenimiento como otro tipo de manicuras y además hace que las uñas parezcan más largas.
Las uñas de media luna llevan existiendo años, incluso décadas, son totalmente atemporales y cíclicamente regresan como tendencia en contraposición a la manicura francesa. La gran Dita Von Teese o las cantantes Adele, Katy Perry y Lana Del Rey son algunas de las celebrities aficionadas a dejar la lúnula (parte más blanca de la uña con forma de media luna) desnuda sin esmaltar, lo que también se conoce como negative space.
Elmis S. Pacheco, master educator de la firma ORLY, destaca su versatilidad: “Es una manicura con la que hacer mil y una combinaciones, quedando perfecta en uñas cortas y largas, mezclando colores o distintas gamas de uno solo. Por lo general, nos la podemos hacer en casa nosotras mismas pero si no somos muy mañosas o no confiamos demasiado en nuestro pulso, lo mejor es acudir a una profesional, que en algunos casos podría utilizar plantilla”.
En los centros Twentynails de Madrid trabajan con ORLY entre otras marcas, donde son testigos del boom de esta manicura: “Hemos notado en los últimos meses una demanda en medias lunas, tanto pintadas como al natural y en todas las edades. A quiénes compran aquí los esmaltes con la intención de hacérsela en casa, siempre les recomendamos un buen top coat que de brillo pero que también proteja la uña sobre todo si van a dejar la lúnula al aire, ya que se notaría la diferencia”, comenta Dauri Jerez, manicurista en el centro de Retiro (Avenida Menéndez Pelayo, 53).

Un rojo diferente

Que sí, que el rojo es todo un clásico, pero con una manicura de media luna queda elegantísimo.

Sencillas

En granate, perfectas para cualquier look.

Joya

Rojo, sí, un clásico, pero con el dorado estas uñas marcan la diferencia.

Arty

Los diseños más artísticos también llegan a las manicuras de media luna. Y sí, el resultado no puede ser más primaveral.

Un clásico

Como con un vestido negro, con unas uñas rojas nunca hay posibilidad de error.

Mixtas

Combina una manicura de media luna con otra convencional. Eso sí, el glitter es muy poco clásico.

tracking