Marie Claire

Cosmética japonesa: cómo lucir una piel de porcelana

En Japón lucir una piel nívea es símbolo de distinción. Adaptamos este ideal de belleza al estilo más occidental.

El secreto de la belleza asiática no es solo protegerse de los rayos de sol. Las mujeres japonesas hacen del cuidado de su piel un ritual de culto que se imprime en su ADN desde muy jóvenes. Es como un lienzo en blanco. Tomando como referencia la obra de arte que realizan las geishas al maquillarse, leemos entre líneas para adaptar esta tendencia a un tono de piel más europeo.
El primer paso siempre será hidratarla para aportar frescura. Hazte con una base primer que, además de corregir imperfecciones, alisa y enciende la luz del rostro y no te olvides de las ojeras disimulándolas con un corrector. Empolva la tez y elimina los brillos con polvos matificantes, y en los ojos, dale el protagonismo al eyeliner trazando una fina línea a ras de las pestañas superiores. Reserva el toque maestro para los labios, con efecto mate o brillante, apuesta siempre al rojo.
tracking