Si el uso del retinol no te convence, esta alternativa consigue una piel bonita y brillante en semanas

Los foros digitales de belleza están revolucionados con este activo que tiene efectos muy similares al retinol y no produce algunos de sus efectos secundarios. ¿Quieres saber más sobre él?

Si tienes un mínimo contacto con el mundo de la estética y la belleza, habrás apreciado que el retinol se ha convertido en un ingrediente estrella por su poder para frenar el envejecimiento de la piel. Sin embargo, no es menos cierto que este componente puede tener efectos secundarios potenciales. Ahora estamos de suerte porque la industria cosmética ha descubierto una alternativa que aporta los mismos beneficios y sin embargo tiene alguna que otra ventaja extra, pues a diferencia del retinol, suele ser tolerado por las personas de  piel sensible. ¿Quieres más? Si eres vegano también podrás beneficiarte de sus propiedades.

Este componente se llama bakuchiol y está aprobado por los dermatólogos por su capacidad para disminuir signos de la edad en la dermis como arrugas, flacidez o sequedad. Este ingrediente está ganando popularidad entre los consumidores y cada vez es más sencillo encontrar cosméticos como sérums y cremas hidratantes que lo incorporan en su composición.

A pesar de tener efectos parecidos al retinol, su composición química es muy diferente a este y otros retinoides. Los expertos que han colaborado en importantes estudios citan este ingrediente como un componente que demuestra una interesante aplicación clínica para la piel, con la que se consiguen los mismos cambios antienvejecimiento que con los derivados de la vitamina A, que tanto alaban los especialistas de la piel.

bakuchiol
Bybi Beauty

Entre las opciones que actualmente se encuentran en el mercado destaca el suero de bakuchiol y escualeno de aceite de oliva de Bybi Beauty. Su concentración en estos componentes lo convierte en un arma muy potente para luchar contra las líneas de expresión y las arrugas. A pesar de su amplio poder está autorizado para su uso tanto diurno como nocturno y la complementación del backuchiol con el escualeno consigue que la piel quede doblemente hidratada. Este producto se puede usar de manera individual o combinado con otras hidratantes, bálsamos y suero. En la ficha del producto se puede leer lo siguiente: “Al actuar para dejar la piel con un aspecto más liso y retexturizado, ayuda a mantener la tez en un estado normal, actuando en armonía con tus niveles naturales de colágeno. Busca transformar dramáticamente tu dermis, fomentando su resplandor y luminosidad”.


El producto tiene un precio reducido de menos de 11 euros y los que lo han probado, no se arrepienten de haberlo incorporado a su neceser: "Tan ligero y fácil de aplicar en el rostro. Mi piel se siente como terciopelo después de usarla", escribió un comprador de Credo Beauty. Otro revisor señaló que usan solo unas pocas gotas y "se despiertan con una piel suave y brillante".

Innia Beauty serum bakuchiol
Innia Beauty

Dentro de nuestras fronteras también encontramos formulaciones muy interesantes con este componente. Una de las más atractivas pertenece a una firma de reciente creación, Innia Beauty. La marca vegana ha lanzado Lilac Bakuchiol Serum (29,95 euros), un elixir que mezcla junto a este componente, melatonina, ácido hialurónico y péptidos antiedad. La melatonina refuerza la capacidad antienvecimiento de la piel y la protege de los perjuicios de los radicales libres. Los péptidos seleccionados para esta fórmula actúan tanto a nivel de arrugas estáticas como dinámicas y estimula la producción de colágeno, el encargado de aportar elasticidad y prevenir las arrugas. Por último, el ácido hialurónico es el encargado de hidratar la dermis.

María Villar

María Villar

Me gusta la pizza con piña y soy un ave nocturna. Vivo entre lunares, lazos, labiales rojos y maxipendientes. Pero también tengo un objetivo: defender la moda y la belleza como formas de expresión.Todavía me corren cosquillas por el cuerpo cuando se refieren a mí como periodista. El café siempre sin azúcar.

Continúa leyendo