Verano eco: cinco trucos sencillos para minimizar el impacto ambiental de tus rutinas de belleza

¿Cómo ser un poco más sostenible mientras nos cuidamos la piel? Toma nota de estas claves.

Los españoles utilizamos a diario entre siete y nueve productos de cosmética e higiene personal, y el 52% del consumo general se basa en este tipo de productos, según la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa). Estos productos que utilizamos cada día en nuestras rutinas de belleza e higiene impactan en el medio ambiente, ya que muchos son de un solo uso, difíciles de reciclar o contienen ingredientes que resultan perjudiciales para el entorno. ¿Lo sabías?

En verano, además, solemos incrementar el consumo de estos productos, ya que utilizamos más cremas solares, aceites para hidratar el pelo, jabones, champús, cremas hidratantes con más frecuencia… Y por lo tanto el impacto sobre el entorno es aun mayor. TerraCycle, una compañía especializada en el tratamiento de residuos difíciles de reciclar, nos propone 5 trucos muy sencillos para hacer las rutinas de belleza más ecofriendly. ¡Toma nota de estas claves para ser más sostenible!

Tener controlado el stock: Es importante tener bien claro qué productos tenemos en casa y verificar su fecha de caducidad para evitar tener que tirarlos porque están en mal estado. Hay que tener claro qué se compra y cuándo se compra para así poder evitar desperdiciar dinero y deshechos.

Reciclar productos que probablemente no sabías que podías reciclar: Muchos de los productos que acaban en el vertedero podrían ser reciclados. En España TerraCycle por ejemplo, impulsa programas gratuitos de reciclaje para dar una segunda vida a productos tan cotidianos y que usamos tanto como maquinillas de afeitar y productos de higiene bucal. Todos estos productos no pueden depositarse en el contenedor amarillo, si no que deben ser depositados en puntos públicos de recogida para recolectarlos y que no acaben en el vertedero.

crema
iStock

Prestar atención a la crema solar: algunos productos que protegen la piel del sol pueden llegar a ser altamente tóxicos, especialmente para el medio ambiente y el fondo marino. Es importante comprobar los ingredientes de las cremas solares que uses y evitar componentes como la oxibenzona, el octocrileno y el octinoxato. También se recomienda prescindir de los protectores en formato aerosol, que provocan que una gran parte de la crema solar acabe en la arena o alrededores y no en nuestra piel.

Reducir los embalajes, apostar por el granel y reciclar los envases de los cosméticos: Reducir el uso de envases superfluos, comprar con nuestros propios recipientes y apostar por el granel y el refill son medidas muy fáciles y efectivas para ser mucho más ecofriendly. También es fundamental reciclar o reutilizar los envases de los productos que utilizamos y apostar por las marcas de cosmética que promueven este consumo responsable.

Evitar los productos de un solo uso: Los productos de un solo uso como discos desmaquillantes, toallitas, bastoncillos, compresas y tampones tienen un impacto muy negativo en el entorno y ya son productos del pasado. Es importante apostar por los discos reutilizables, el jabón sólido, la copa menstrual, las bragas menstruales o la esponja konjac, entre otros, para contribuir al movimiento zero waste.

Continúa leyendo