Estos son los 8 mandamientos para empezar a usar protector solar como es debido

Solo un 5% de la población sacaría un sobresaliente a la hora de utilizarlo.

Consejos y trucos para usar el protector solar
Fuente: Pixabay

Uno de los reclamos más conocidos del verano es el bronceado. Sin embargo, exponer la piel de manera inmediata a la radiación ultravioleta puede tener efectos nocivos e irreversibles en nuestra salud: quemaduras, insolaciones, alteraciones del sistema inmunitario, envejecimiento prematuro de la piel y cataratas en los ojos. Los dermatólogos recomiendan usar fotoprotectores todo el año, especialmente en los meses de verano, cuando el sol incide con más fuerza y por más tiempo sobre nuestra piel. 

La razón número uno por la que se debe priorizar el uso de protección solar es que nos ayuda a protegernos de desarrollar un cáncer de piel o melanoma, incluso en días nublados o con llovizna. Por otro lado, protegen la piel de las molestas quemaduras y nos ayudan a prevenir los síntomas producidos por una insolación: calambres musculares, agotamiento, náuseas y desvanecimientos. 

Toma nota de esta aclaración: algunas personas que tienen un tono de piel más oscuro se queman con menos facilidad y, según ellas, no necesitan embadurnarse de crema. ¡Falso! Incluso las personas más morenas pueden sufrir los efectos nocivos de la radiación UVB. Ningún color está exento de cáncer, envejecimiento de la piel, manchas solares o quemaduras. 

Solo un 5% de la población sacaría un sobresaliente a la hora de utilizarlo. Begoña Gómez, experta en tratamiento de Yves Rocher, nos enseña cómo sacar matrícula de honor.

El último paso cosmético

Consejos para tomar el sol de forma adecuada
Fuente: Pixabay

El orden correcto, como señala la experta, es "extender el sérum, la crema hidratante habitual, el contorno de ojos y el protector solar. Un día al aire libre no implica descuidar la rutina cosmética".

20 minutos antes

Consejos para tomar el sol de forma adecuada
Fuente: Pixabay

"Salvo que se trate de un filtro físico, que comienza a actuar en el momento mismo de la aplicación, los fotoprotectores químicos necesitan este plazo para que la piel los absorba del todo y se produzca el efecto protector", alerta Begoña.

2 mg. de producto por cada centímetro de piel

Cremas solares
Fuente: Pixabay

Es la dosis necesaria para que sea verdaderamente efectivo. Seria el equivalente a seis cucharadas de café para rostro y cuerpo. Como señala la experta, "si un envase de 200 ml te dura más de 10 días, es que lo estás haciendo mal".

Nunca sobre la piel mojada

Piel mojada crema solar
Fuente: Pixabay

La explicación nos la da Begoña Gómez, "las gotas de agua actúan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras. Además, el producto no se puede extender correctamente".

Zonas críticas

Crema solar ojo
Fuente: Pixabay

La espalda no es la única parte del cuerpo que suele quedar desprotegida. Como recuerda Begoña, "el miedo a manchar el pelo hace que a menudo 'olvidemos' extender el producto en las orejas o la parte alta de la frente". Los párpados y el dorso de los pies y de las manos también necesitan protección.

Dos hora es el tope

Consejos tomar sol
Fuente: Pixabay

Aunque no te hayas bañado ni hayas sudado, hay que reaplicar el protector solar. "Pasado ese tiempo pierde eficacia" añade la experta.

Mucho cuidado con los términos water resistant o waterproof ya que, como explica Begoña, "indican que el producto no pierde eficacia dentro del agua, pero independientemente de ello, hay que volver a extender el protector solar después de cada baño una vez se seque la piel".

Y sobre los sprays, es el formato preferido por su practicidad, y aunque es cierto que son más fáciles de aplicar y llegan a cualquier rincón, tienen menos poder de permanencia. Las cremas y las leches son más resistentes al agua y al sudor. Begoña Gómez aconseja "extender una buena cantidad y reaplicar cada dos horas".

Continúa leyendo